Turn-o-matic (breu explicació)

BREVE (ja!) RANKING SIN INDICIOS DE IR A SER RESPETADO (con causas intercambiables entre paréntesis)


Cocinándose

Plaga de palomas de Louise Erdrich (porque le han dado el American Book Awards de este año y la autora tiene cara de buena persona). Y aunque cuesta lo suyo  creo que estamos ante una autora que hará historia.
Mas afuera de Jonathan Franzen (habla de DFW, ¿hasefaltadisirnadamás?)Deseo de Elfriede Jelinek
Dios es redondo de Juan Villoro

Descongelándose

Karnaval de Juan Francisco Ferré (premio Anagrama 2012)
Una comedia canalla de Iván Repila (amiguete que espero que lo sea aún más tras leerle)
Dioses sin hombres de Hani Kunzru: una intuición de las mías

Resultados (la vergüenza me impide detallar precios) del saqueo a Cercles:
Faulkner, Safran Foer, Naipaul, Fitzgerald, Pynchon, McCarthy, Kundera,

Entrevistas breves con hombres repulsivos de David Foster Wallace (antes de que otros lo hagan)

Algún día este dolor te será útil de Peter Cameron (buen título, Libros del Asteroide...)

La maravillosa vida breve de Óscar Wao de Junot Díaz (por cumplir dos condiciones: contener la palabra breve y estar en la balconada de Blue: a qué esperas a hacerte del Barça, Blue?)

Mantra de Rodrigo Fresán (porque me encantan los libros argentinos que suceden en México)

La broma infinita de David Foster Wallace (porque a mí más de mil páginas no me acojonan, de ninguna de las maneras)
El día del Watusi de Francisco Casavella (ídem)

Cien años de soledad de Gabriel García Márquez (lo sé: no tengo vergüenza)

La lira de Orfeo de Robertson Davies (5 euros en un librero de viejo que no es Gustau y que no se entera)
El dorado de Robert Juan-Cantavella (1 euro, ídem)

Homicidio de David Simon (porque si en ese libro está el 5 por ciento del talento de The Wire, ya es una obra maestra de la literatura)

Por las estanterías de casa pululan, algunos con lágrimas en los ojos, otros con sensación de fatiga que va a cronificarse, varios libros de Auster, de Amis, de Capote, de Faulkner y de Philip Roth. Si algún alma caritativa está dispuesta a ayudarme en sus sugerencias sobre estos autores, puede que llegue a emocionarme.

Anexo: Wishlist (insinuación velada a ONGs)

Los huerfanitos de Santiago Lorenzo (porque las portadas de Blackie Books son irresistibles)
Las teorías salvajes de Pola Oloixarac (a pesar de lo que dice Deborahlibros, porque es una escritora sexy- caed sobre mí, ya)
Algo de Thomas Bernhardt, preferentemente crónica de excesos autobiográficos, para cagarme en todo y pensar que los clásicos no son lo mío
El loro de Flaubert de Julian Barnes (dicen que es el mejor inglés, ya veremos)
Miqui Otero: La cápsula del tiempo (parece que voy a tener que pasar por caja con este).
Ahora a recibir comentarios, no ?. No?

25 comentaris:

  1. No pierdas el tiempo, deja "Fin". El horror, el horror... Y yo no pude con Pola (quizás no era el momento, pero se me cayó de las manos) Las entrevistas con hombres repulsivos las tengo cociendo en el fuego (a fuego lento, eso sí) porque hoy se me ha cruzado K. Vonnegut en la biblio y no he sabido mandarle a la mierda. Lo tengo en casa. Roncando. Y lo de Cien años... ¿qué pasa? ¿era obligatorio leerlo y yo no me he enterado? Me he leído unos diez libros de Gabo, menos ese, (aunque tengo dos ediciones en casa)y es mi dios particular (¿tu Bolaño?) desde que leí El amor en los tiempos del cólera y seguí con El coronel... y casi no paro. Gabo es Dios y los demás son sus profetas. Si cae, espero tu reseña con avidez. Bueno, ya me vale que son las 01:30... Gracias por el "top less". Abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bien, respecto a Fin no estaba en las primeras posiciones, así que te haré caso. Respecto a Gabo, es una cuenta pendiente. Gracias, por los consejos: la lista irá cambiando muy a menudo. Muchísimo, espero.

      Elimina
    2. Vaya si es pendiente: si no recuerdo mal, te lo habías llevado a las vacaciones del último verano.
      Deborah, por favor, léelo. Necesito saber si debo sentirme un estúpido porque me haya gustado tanto. Creo que El coronel... y Cien años... son colosales. Pero yo de literatura no sé nada.
      ¿dios particular? Sí, puede ser que lo haya sido, también para mí. Su "Götterdämmerung" fue el olvidable Memoria de mis putas tristes. Ya lo olvidé.

      ¿Alguien más que vos leerá este comentario, F.? El gadget sigue sin funcionar, y nadie se enterará. Está bien: no se pierden nada.

      Elimina
    3. No sé qué pasa con el gadget de los comentarios. Otra marranada encaminada a impedir mi ascenso a la fama. Sí, es eso. Según comentan los expertos, el gadget ha dejado de funcionarle a todo el mundo, y a mí largarme a Wordpress me da mucha pereza.

      Elimina
    4. Yo lo he leído, Horacio. Las dos cosas, su comentario y los libros que menicona de García Márquez. "100 años de soledad" lo empecé leyendo durante la espera en un trámite infinito en la municipalidad (tenía 17 años y mis viejos consideraron que estaba en edad de involucrarme con las cuestiones familiares y hacer los trámites por ellos- aunque yo solo hacía la cola y luego algún adulto me relevaba-) lo engullí en tres colas y una espera del colectivo que nunca llegaría (había cambiado recorrido, pero nunca sacaron el cartel y yo estaba demasiado ocupado para darme cuenta de ello.) Este libro resiste todas las críticas. Se puede odiar a García Márquez (conozco quien lo odia tanto o más que a Galeano), pero no hay quien se meta con "100 años de soledad".
      FB, haz el experimento: comienza a leerlo durante el entretiempo de un Barça-Madrid y verás cómo se te olvida de ver el segundo tiempo.

      Ahora no sé si además de Francesc, Horacio leerá este comentario. Y así sucesivamente ...

      Elimina
    5. Algunos sí leen esto de vez en cuando... el libro está ahí, en la estantería. En los descansos del Barça Madrid no leo: esos quince programados están rellenados de actividades para que no se hagan eternos. Baño, preparar algo de cena, reponer cerveza. Estirar piernas.

      Elimina
  2. Aquí estoy, Villa. Firme como rulo de estatua.
    Se agradece el apoyo literario. Somos -parece- mayoría silenciosa, entonces. No andamos los domingos a la mañana, tocando timbres para pregonar y difundir La Palabra de GGM, como Testigos de Gabo. Pero estamos, joder.

    Vaya y mire a su bebita dormida, y disfrútela; usted ya sabe que crecen demasiado rápido.

    Ahora resulta que dejamos el living de a ratos, para conversar en esta especie de vestíbulo. Está bien, pero las botellas están allá.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Debo actualizar lista: pero voy viendo, y reponiendo las cervezas.

      Elimina
  3. Yo leí El Naufrago. Fue uno de mis primeros libros, allá, más lejos de la lejanía. Luego me animé con otros, obvio.

    El Naufrago. Me pregunto si sólo escribo este comentario para ser protagonista de la trama aquí urdida por Horacio y Villa. Ser el último no leído y así sucesivamente hasta mi mismidad, que cierra el circulo vicioso.

    Ánimo Gran, estás Messing...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola: no es que haya vuelto del todo sino que estoy enseñando la patita por debajo de la puerta. Eso es más de lo exigible. Te lo juro.

      Elimina
  4. La patita por debajo de la puerta, entrañable imagen.
    Lo del gadget es una cagada, pero tampoco es cuestión de pasarse al Wordpress así de una. Que tendrá el gadget pero también tiene sus cosas malas. Yo me enteré que me estaban clavando publicidad por Axel que me lo dijo, porque en mi página no las veo. Indignante.
    Semejantes libracos de los que hablan y yo he leído nomás El náufrago, y ni me acuerdo porque era una enana. Lo mío es más vergonzoso, Francesc, pues sangre latinoamericana corre por mis venas.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues sabréis que no tengo ni idea de quien es El náufrago?. El blogger nos pone de los nervios pero soy un cagao para cambiar ahora. Sólo les pido que funcione lo de los últimos comentarios.

      Elimina
  5. Wordpress funciona muy bien (.com). Pero mejor con server dedicado (.org). Blogger siempre me ha parecido un truño. Con perdón.

    ¡Sorpresa! ¡Google Blogger ha arreglado el gadget de últimos comentarios!

    Ah, pues no.

    ResponElimina
  6. Según parece si migro los comentarios se pierden. Más de 3000 comentarios no me arriesgo a perderlos. Muy cruel la broma del gadget.

    ResponElimina
  7. Déborah, ha pasado un año. ¿Ya has leído Cien...?
    Villa, su pequeña ya debe andar deambulando, supongo...
    Álex, aquí estamos de nuevo, en la nebulosa incierta del "limbo del no-leído"; no sé cómo harás para enterarte... ¡Hasta el año que viene, y que pases bien éste!
    Francesc, al menos tú has leído esto, ¿verdad?
    Horacio, ¿no es hora ya de dejar de tirar botellas al océano?

    ResponElimina
  8. Un abrazo, Horacio. Usted sí que sabe.

    ResponElimina
  9. FRANCESC: VUELVE POR AQUÍ

    ResponElimina
  10. Buenas tardes. Cien años de soledad es un librazo, pero El amor en los tiempos del Cólera es una experiencia que me dejó emocionado para siempre. Ah! ¿Qué tal Horacio cómo le va? Ya veo, con la copa vacía. ¿Hace mucho que Francesc no viene por aquí? Parece que Villa, Alex, Debora y Talita salieron a fumar. ¿Los esperamos? ¿Qué tal usted? ¿todo bien?

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¿Dónde estarán todos?
      Uno pasa por la vereda de la casa que tuvo sus ventanas iluminadas, y de adentro provenían música y voces. Ruidos de vasos de vidrio, y botellas gorgoteantes. Risas.Etcétera.
      Y hoy hasta descubre hojas otoñales en el umbral que nadie barre.

      A mí que no me vengan con que ser adulto, con que la tolerancia a las frustraciones, con que la madurez de aceptar la fugacidad de los ciclos.
      La nostalgia es un Derecho Humano, también, joder.

      Elimina
    2. Cuando se termina el alcohol la gente suele alejarse. Dicen que yo soy antisocial, y yo les contesto que es porque no bebo. De todas formas, mientras me fumo un pucho, yo me quedo a su lado Horacio.
      Apenas seamos tres, esto comienza de nuevo.

      Elimina
    3. ¿Vos decís? (*)
      ¡Pero si no aparecen ni en sus propias casas! Como si hubieran emigrado, todos...
      Para colmo, en este rincón, apenas si FB se entera de que aún merodeamos.

      Bueno, estaré atento a cualquier señal de reanimación.
      - - - - - - - - - - - - - - - -
      (*).- Para Francesc: Argentinismo por “¿Tú crees?”

      Elimina
    4. Por aquí (*), o sea por la penísula ibérica, empezó(**) a hacer algo de frío. Prepará la fogata que vas a ver que, de a poco, aparecen todos con la taza de mate cocido entre las manos.

      (*).- Para Horacio: Por acá.
      (**).- Para Francesc: comenzó.

      Elimina
  11. (Voy a escribir algo en esta pared, por si alguien pasa por aquí y lo ve).
    (¿Francesc? Seguro, Blogger le avisa. ¿Alex? ¿Germán? ¿Talita? ¿Villa? ¿?)

    Señores, señora:
    BUONA APERTURA DI ANNO,
    si se me permite el exabrupto.

    Y -por favor- rogad para que una muerte súbita alcance a la cúpula del Poder Ejecutivo de la República Argentina. Con los cinco o seis primeros peldaños vacantes es suficiente para tener que llamar a elecciones otra vez.

    ResponElimina
  12. Madre mía, llevo un mes para llamar a Germán, que digo un mes, mucho más, maldito mal cuerpo, a ver si mañana tampoco, sin falta, la intención es un alimento que está riquísimo, como el jamón.

    De todas formas veo una luz, parece que hay alguien.

    -¿Hola?
    -¿Hola?
    -¡Soy Alejandro Azkona! ¿Esta usted dentro?
    -Dentro lo que se dice dentro... Pero sí, ahora salgo.
    -...
    -Heme aquí.
    -Hombre, una notificación...
    -Sí, y ahora mismo parto, señor.
    -¿Partes?
    -Parto y me desdoblo, soy bifocal. Una parte parto hacia Barcelona, la otra me tiene una casita en San Carlos de Bariloche, provincia de Rio Negro
    -¿Bariloche? Coño, ya te he calado.
    -¿Calado?
    -Calado, un verbo sin más.
    -No, no, un verbo no soy. Yo soy la que aviso. Una alarma sin más.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Tengo que escribir "La espera de Penélope" en primera persona...

      Elimina

Segueix a @francescbon