dissabte, 3 de setembre de 2016

OLE, RUFIÁN


5 comentaris:

  1. Es una pena que no tengamos aquí instancias parlamentarias en las que los diputados y senadores puedan decirle a "nuestro Rajoy" unas cuantas cosas, y hacerle preguntas incómodas. Que, igual, no tendrían respuestas. Y aunque las hubiera, todo seguiría sin cambios.
    A uno lo han convencido de que la democracia representativa es el mejor sistema de gobierno imaginable. Ahora empiezo a preguntarme si no les habrá resultado demasiado fácil convencernos.

    ResponElimina
  2. Olvidé lo más obvio: tenés razón: ¡Ole, Rufián!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Y este no era el post de la semana, oficialmente hablando. Hay algo que saldrá en algún momento. Rufián dista de los políticos al uso en esa cercanía. Sus gestos, su curioso trabar de lengua muestran algo que parece, de momento, diferente a lo de siempre.

      Elimina
  3. Os merecéis los rufianes que tenéis.Con R mayúscula y con minúsculas.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Comentarios originales y trabajados, eso le hace falta a este blog, claro.

      Elimina

Segueix a @francescbon