dilluns, 28 de febrer de 2011

EL BRILLO APAGADO

Cuando oigo a Calamaro en El cantante, portentoso disco que lleva entrando y saliendo de mi vida desde el 2003, veo mañanas en azoteas de la parte antigua de Sitges, mañanas de domingo de invierno con ese tenue sol que calienta lo justo. Calles llenas (o vacías) de silencio que para algunos es post-resacoso. Para mí no lo es.
Y periódicos y croissants recién hechos y aviones cruzando el cielo, y trenes pasando, aunque no tan rápido como deben pasar ahora.
Siempre he esquivado los aires nostálgicos, o demasiado personales (de la parte de mi persona que tiene una familia, y amigos y compañeros), porque, en este templo, las cuestiones que veo importantes, la filosofía, es intentar que la gente no se quede con lo que a todo el mundo le es ofrecido. Escarbar la epidermis, en fín. Si yo estoy aquí o allí, triste, eufórico, o las sesenta, o setenta, gradaciones intermedias de estas dos sensaciones, es irrelevante. Esa caja permanecerá cerrada, en un principio, siempre.
La Vanguardia, en mayo, en catalán. Os lo dije, pues a mí me preguntaron, y no podría decir firmemente que preguntaron a más personas, pues yo no lo ví. Así que pensaré, en función de estos hechos, que es porque yo lo he dicho. Y por tanto, debo mantener cierta coherencia (aunque puede que la incoherencia fuese uno de los valores y banderas de este blog), y recriminarme, y no quedarme ahí, que hace como seis meses que esto es sólo en castellano. Haremos algo, claro. 
Los países árabes de los levantamientos populares. Está claro que Libia iba a ser un caso aparte, pues Gadafi (aunque ayer leí Ghadafi) no iba a permitir así como así que su asunto fuera como el de los demás. Y Egipto, Túnez, en fín, los otros, cada vez me invade más la impresión de que puede que todo se limite a un cambio suave, echando al dictador, pero, a la vista de lo complejo que debe resultar organizar el tinglado de un estado (y ayudados por las sugerencias impositivas de los inversores extranjeros y los gobiernos de occidente), empiezo a temerme que se cambie todo para que todo siga igual. Menos en Libia, nadie ha dicho que se carguen al dictador depuesto. La multitud ha entrado en sus palacios, ha comido de su nevera, se ha bañado en su piscina, algunos con eso están más que contentos. Sigamos mirando qué hacen, no ??
El Barça, por qué no hablar más de él ?? Soy un forofo y eso es tan visible y palpable como otras filias. Y he descubierto (chafardeando, cómo no) que De mica en mica es apasionada también. Empiezo a tener algo menos de escepticismo hacia Rosell, por sus escasas maneras de protagonismo y su tono discreto por lo general. Ahora que Florentino levanta los brazos en el palco, y envía a sus allegados SMS revelando "ser humano". Estúpido pretencioso, seguro que un androide no tendría tu cara de seminarista reprimido. Que levante los brazos, que vaya entrenando el movimiento. Necesitará perfeccionar ese ejercicio para llevarse las manos a la cabeza cuando se dé cuenta de que ni con Mou se comen una rosca.
Nuevos visitantes, pues, y alguno que creía, no, temía, desaparecido y vuelve a manifestarse. Y entre referencias elige a DJ Krush y a Simply Red, pareja profundamente desconcertante pero las casualidades tienen estos trucos escondidos. Y el invierno, no el ruso sino el barcelonés, que parece querer hacer una última aparición para decirnos ya, casi, hasta el año que viene.




divendres, 25 de febrer de 2011

EL PARAISO ES UN LUGAR DONDE NUNCA PASA NADA

Aunque los Talking Heads se referían, o no, con las canciones no se sabe, a un bar que se llamaba Heaven, seguramente en NY, pues los Talking Heads eran todos estudiantes de arte allí. Metáfora o no, y ahora creo recordar si la religión judía no niega la existencia del paraíso, o la del infierno, debe ser algo así. Sentado en una tumbona, con ese calor plácido que no llega a hacerte sudar, alguna bebida suave, y el mecer de las olas. Y la compañía que elijas, con un nivel de conversación fluído sin ser banal. 
Luego vinieron los Simply Red y versionearon Heaven, cuyo original está en el excelente Fear of music, tercer disco de los Talking Heads, producido por Brian Eno, que se abre con I Zimbra, nervioso funky-afro-pop con letra en idioma inventado, inquietante portada estilo monitor monocromo (verde sobre negro), gran parte de las canciones tituladas con una sola palabra, espera, no Life during wartime no es una sola palabra. Otra perla.
Y como decía Simply Red versionean, en clave blues-soul, Heaven en su también notable primer disco, Picture Book. Y tienen un éxito espeluznante, con Jericho, con Money's too tight to mention, con Holding back the years. Y parece que generan una nueva escena soul-jazz-pop en el  mundo, y en la tele salen programas donde salen ellos, y Sade, y The Style Council, y Everything but the Girl. Picture Book sirve de banda sonora a un enamoramiento mío. No dejo de oír el disco, que me sugiere una especie de entusiasmo positivo. Mick Hucknall y sus rizos panocha se convierten en una estrella sale en la portada de todos los discos, como si los miembros del grupo fuesen crash test dummies. Viene el dinero. Ya dije lo que pasa, demasiadas veces, cuando aparece el dinero. Editan un segundo disco horripilante, creo que se llamaba Men and women. El factor sorpresa se desmorona. Hacen alguna canción decente, pulen su sonido, venden como rosquillas, Lady Di les menciona como uno de sus grupos favoritos. Siguen con las versiones de clásicos del soul, que cada vez les van mejor pues sus propias composiciones empiezan a hacer aguas, y solo se sustentan por la calidad vocal de Hucknall (cosa que quizás sí justifica que él y solo él sea la imagen del grupo). Mick Hucknall critica a los que versionean clásicos del soul - textual "esas canciones son perfectas y no hay que tocarlas", aunque él lo hace. Van al festival de Montreaux (que entonces era de jazz). La propia falta de sustancia de lo que editan hace que la gente les olvide paulatinamente. Llegan al nivel en el que una referencia universal como este blog dice "por favor"??. Por favor.
Acaban publicando un disco al que titulan Love and the russian winter. El amor y el invierno ruso : puede que este debiera haber sido el título de este post, pero ni para eso me iba a servir. 
En un capítulo de The IT crowd, dos comensales bromean en un restaurante sobre si el camarero que les atiende es Mick Hucknall. Qué mala baba. En un restaurante de empresa, hace meses, alguien me dice que aún confunde a Simply Red y los Simple Minds. Me callo desconcertado. Miro al fan de ZZtop, de Steppenwolf, de los Creedence, que está al otro lado de la mesa. Silencio dramático.
No todos podemos ser tan yonkis de las cosas, claro.

Reflexiones en voz alta para aquellos (con Q) que ofrecen resistencia a sumirse en horas y horas de placer catódico. Si una serie acaba de emitirse en marzo de 2008, y tras tres años, que en términos televisivos es una eternidad, esas raras avis que son los videoclub de barrio (pienso que será de barrio, alguien se acuerda del Blockbuster ??), deciden ponerla, justo ahora, en sus estantes, cuando su repercusión comercial no ha sido muy sonada y, simplemente, la promoción de que dispone se basa en el entusiasmo, en la insistencia, en la terca y tozuda pesadez de los que ya la han visto, excitados ante la posibilidad de convencer a alguien para compartir ese placer... todo eso no significará algo ??. Había preparado mentalmente una especie de símil gastronómico, completamente patético, donde cada serie era un plato de una gran comida y The Wire era el gran reserva que la acompañaba. Y veo una foto de una comida en ese blog, con agua para acompañar. Y olvido el símil pues no pasa el control de calidad. Sé que 50 horas, o por ahí, son muchas, pero si ahora mismo alguien me asegurase que las siguientes 25 películas que voy a ver son tal maravilla, no sé a qué esperaría. 



dijous, 24 de febrer de 2011

GESTION DE RECURSOS

Entregado como ando a los posts políticos (que antes me hacían triunfar en términos de comentarios, ahora ni así), la verdad es que se hace difícil que existan ficciones que superen la realidad imperante.
Leo en la columna de Quim Monzó que alguien en Egipto le ha puesto de nombre de pila Facebook a su hijo. Despues de Madonna, Barça, Garycooper - todo seguido -, y otros, ya no me extraña nada. Ya ayer mencionaba (visionario que es uno, o Monzó ha alterado el sentido de la influencia) a la red social como un poderoso factor, si no de cohesión, sí como vehículo de convocatoria. Igual que los móviles con cámara (si es que quedan móviles sin cámara), que son esa especie de metaperiodista gráfico al que no le puede velar el carrete el agente de turno. Hay que reconocer que ésto hace cambiar el mundo, no sabemos hacia dónde, pero seguro que no queda como estaba. Y por qué los italianos no se revelan contra Berlusconi, por ejemplo ??. Claro, el ciudadano medio italiano tiene mucho más que perder que el ciudadano medio libio. O dicho de otra manera, no está tan jodido. Y en medio de entradas sobre individualismo, sobre emperadores, sobre líderes visionarios con empacho de carisma (habría que definir el carisma), ayer fue 23 de febrero, día favorito para que los de cierta generación más o menos gobernante recuerde que hacía justo en ese momento. Todo me empacha un poquito. Y particularmente me empacha esa unanimidad (y cuando la unanimidad te empacha, la alternativa es la amargura o la sociopatía) en atribuir al reyezuelo de marras su serenidad y su compostura y su firmeza (aunque yo diría que tenía alguna maletita preparada con lo necesario aquel día) para oponerse al golpe. Yo no espero que este blog me dé dinero (apañado estaría), pero para  que no me lo cueste vía demandas, voy a consultar con mi gabinete jurídico antes de escribir lo que pienso de la monarquía. A ver si aparte de toda la inversión (son horas de recursos las gastadas aquí) debo afrontar el peso de la ley.
La de frases que se me escapan, cuando la cabeza no para pero no te da para retenerlo todo. Sigo viendo a 6Q hacer progresar a su hijo virtual, y resulta que su influencia se esparce con más rapidez que la mía y ya ha dado para otro blog. La que he liao.
En días como éstos, con una sesión de John Peel para fabric sonando a todo trapo, yo debería racionar mi vertiente creativa y repartir esos extensos post en varios trocitos, dejarlos guardados para los tiempos de vacas flacas. No va conmigo. 
Tengo una prima que, en su juventud, tenía un retrato de David Bowie en su habitación. Creo recordar que lo había dibujado ella, a lapiz, quizás carboncillo.
Creo que Bowie debería haber dejado de publicar discos hacia 1981, con Scary monsters. Como mucho, le  hubiese dejado editar algunas canciones de Modern Love, como la versión de China girl de Iggy Pop, quizás alguna otra como la que colgué de la película con Sean Penn, pero ya basta, David. Cuando el dinero entra por la puerta, el talento salta por la ventana. Y con una mujer como Iman en casa es difícil aburrirse. Por lo que tengo entendido es un inversor en bolsa con buen ojo, aunque ésta no es una información muy actualizada. La influencia de Bowie sigue presente, por eso. En algún momento pensé que Prince podría eclipsarlo, pero no. Y ya no sabría decir cuándo Prince debería haber dejado de editar discos, pero aventuraría que fue cuando le cogió por cambiar su nombre por aquel extraño símbolo (iba a usar la palabra estrambótico pero tengo un post pendiente para hablar de esa palabra). Bowie es una influencia hasta para la academia de imagen que tengo al lado de casa. Ashes to ashes sigue siendo una canción de esas que acabas cantando a grito pelado en el coche, sobre todo ese puente i've never done good things, i've never done bad things. 
Fín del momento fan. Y en días normales este post acabaría aquí, pero hay incontinencia que eclipsa criterios estúpidos de productividad. 
He de hablar de Boardwalk Empire. Bueno, he de escribir sobre Boardwalk Empire.
Nunca he faltado tanto a promesas como por culpa de esta serie. Me dije que no la vería con demasiado entusiasmo, pues me abrumaba (y desconfiaba) la opulencia de su planteamiento, como si de una especie de dream team de las series se tratase. Luego, cuando incumplida esta promesa empecé a ver sus capítulos, me atreví a prometer verla de una tacada una vez hubiese concluida la primera temporada. Tampoco. Lunes la dan, creo que por Canal+, martes la descargo, miércoles la veo, si puede decirse que la veo a devorarla con fruición. Sólo os diré, como siempre a los mínimamente interesados en series con chicha (los demás ya saben las opciones de que disponen) que esta es la oportunidad que HBO nos brinda de vivir en directo el clímax de una serie. No sólo por el culto que se genera tras temporadas de existencia y fama y prestigio acumulado - como The Sopranos o The Wire. Con Boardwalk Empire podemos vivir eso online. Yo no lo he podido resistir. Y por eso mismo, porque creo que es tan genial (con la opulencia y el exceso que me pusieron tan a la defensiva, tan estérilmente a la defensiva), creo que voy a dedicarle un post íntegro, que no será éste. 



dimecres, 23 de febrer de 2011

DICTADOR CON UNA SOLA D

Dos locos se encuentran en el manicomio

Le dice el primero : Dios me ha dicho que soy su envíado
Contesta el segundo : Yo no te he dicho nada !!

Para empezar debo pedir unas intrascendentes disculpas pues ayer reiteradamente escribí Gadafi con dos "d", y por lo que veo es incorrecto, va con una sola "d". Supongo, vamos, porque las traducciones a nuestro alfabeto de los nombres originalmente en otros caracteres siempre son un poco osadas, por la cuestión fonética y tal. Lo digo también en mi afán perfeccionista, pues aunque alguna se ha colado (y cuando la detecto corro a enmendarlo), evito las faltas de ortografía, las malas acentuaciones, las faltas de concordancia en género y número y tiempo verbal, me pierde, como a mucha gente, este escribir atropellado que olvida las comas y menosprecia los puntos y coma. 
Llevo demasiados días politizando el blog, pero los acontecimientos se suceden en una progresión que debe hacer las delicias de los redactores jefe de internacional de toda la prensa. Recomiendo las tres fotos de Gadafi en LV de hoy, blandiendo su libro verde, su cadeau d'abord, autoproclamándose una serie de cosas que, vamos, leedlo por vosotros solos. Y coincide con haber acabado El emperador, gracias a una inoportuna acidez que me impedía dormir, prácticamente las últimas 100 páginas se han sucedido a una endiablada velocidad, en un crescendo final que me hace considerarlo, y ya sé que es fácil caer en esas tentaciones cuando la impresión es tan reciente, uno de los 10 mejores libros de entre los varios cientos que he leído. Con lo reacio que me considero (quizás debería emplear el pasado) a los libros de historia, a las semblanzas biográficas en uno u otro modo, básicamente porque muchas veces ya sé lo que va a pasar, el enorme placer de leer este libro me ha dejado perplejo. Gran escritor, del que afortunadamente debe haber una nutrida selección en colecciones de bolsillo. Gran periodista, también, pero como consigue aflorar literatura de alto octanaje de entre reportajes, testimonios, y mero relato objetivo de hechos, es un milagro al alcance de muy pocos. Desafortunadamente, ya fallecido.
Algo encaja en el hecho de que la lectura de este libro y estos hechos se estén produciendo a la vez pues acabé en este libro por una mera curiosidad que me llevó a leer una entrevista con un biógrafo de Kapuscinski.
Todo me hace pensar en este mundo extraño donde la gente se harta de hablar de acciones en grupo (de revoluciones Facebook, que empieza a parecerme que no es un concepto descabellado, quizás sólo sea un pelo utópico), también se habla de la familia como célula de la sociedad (y yo no estaría en desacuerdo, pero qué familia, el acartonado concepto occidental, o esas exóticas combinaciones presentes en otras sociedades), y en el fondo, los estados, las empresas, los colectivos, siguen buscando cabezas visibles, individuos a los que situar en cúspides (cúspides donde reina la soledad, y hace frío a todas horas). Y esos individuos se comportan como tales, cometiendo errores con sus decisiones, dependiendo al tomarlas de estados de ánimo, de salud, de fobias y filias reconocidas u ocultas. Y naciones enteras dependen de ellas. Ben Ali, Mubarak, Gadafi. Por distintos motivos, por cauces directos o indirectos, con ellos, y con algunos más, nuestros sensatos y democráticamente investidos líderes occidentales, parecían sentirse muy cómodos. Y ahora miran su silla, ven un vacío, aguardan expectantes quién va a sentarse ahí, quizás con la disculpa preparada, o no, vaya usted a saber.

Puestos a estas reiterativas y pesaditas entradas a las que soy muy dado últimamente, quiero tranquilizar desde aquí a todo afectado por el asunto de los pagarés de Nueva Rumasa. Desde que saltó el escándalo, sé de muy buena tinta que Ruizma y su clónica familia no han dejado de rezar ni un día a Virgencitas, Santos y tal, que seguro que ellos les solucionarán este asuntillo. Ignoro si en los paraísos fiscales donde domiciliaron sus empresas (seguro que por pura casualidad) disponen de capillas para realizar sus rezos con el atrezzo indispensable, cuando han ido a pasarse por ahí para comprobar que nadie ha ido a meter las narices, pero si no han podido, seguro que en un ladito de la cama (la de la Suite Royale de cinco estrellas) han podido hincar las rodillas y juntar las manitas. Comprometidos con el empleo.

Hoy suena una auténtica rareza : Ki-Oku, de DJ Krush, turntabilista japonés, más Toshinori Kondo, trompetista igualmente nipón. Influencias de Miles Davis, prácticamente imposibles de disociar cuando uno oye una trompeta en sordina (con la excepción de Chet Baker), ritmos perezosos. Muy difícil encontrar todas sus piezas, incluso en Youtube, pero uno tiene que alardear de una colección de CDs con alguna que otra perla escondida.

dimarts, 22 de febrer de 2011

DIME CON QUIEN ANDAS

Aviso a los perezosos : no voy a ser breve.

Pienso, igual que hace unos días en Túnez o en Egipto, hoy le toca a Libia. Aviones disparando contra la multitud en la calle. Gaddafi y el atentado del avión, del cual se salió de rositas. Gaddafi durmiendo cada día en un lugar diferente del desierto. Un hijo de Gaddafi y la Juve. La Juve y la manipulación del scudetto, y la pérdida del campeonato y la de la categoría. La manipulación del As para azuzar a la gente contra el Barça, contra el árbitro, contra todo. Para qué. 
Suena London Calling de los Clash. Enterito en su militante y multiétnica agresividad tardo-punk.

Pienso en Libia y acabo en el Barça y el As, primer intento.

Vuelvo a pensar, a ver ahora. Gaddafi solo en su palacio, o en lo que tenga (que seguro que donde esté no le falta de nada al hombre), decidiendo a toda prisa mientras recibe asesores preocupados, cariacontecidos, asesores que antes, o después, de verle hablan entre ellos, y alguno, el más sensato, o que quiere parecerlo en medio de tanta locura, se echa las manos a la cabeza y se vuelve hacia la puerta - cerrada - pensando en las consecuencias, en la repercusión, en lo que podrá acarrearle. Y pienso en El emperador, que estoy acabando en medio de gozo y solaz, y va a ser difícil que no me abalance sobre otro libro de Kapuscinski, es posible que en señal de respeto rebusque entre los símbolos de Windows para poder poner acentos a la polaca, en las consonantes. En ese aislamiento al cual se someten los caudillos  con tal de no abandonar su poder y sus privilegios. Pienso de nuevo en Bruno Ganz en El hundimiento, que casi parece humano pero no. Y entonces pienso en Pinochet y en Chile, y Chile me lleva a Roberto Bolaño, que salió de allí en 1973, pero que aún vuelve cada día. Y los aviones que sobrevuelan las calles de Trípoli tiroteando a la multitud me recuerdan al caza de Carlos Wieder trazando frases en el cielo. La muerte es belleza. Lo que quieras, pero tú estás zumbado.

Pienso en Libia y acabo en Roberto Bolaño, segundo intento.

Gaddafi, que entre decisiones de enviar aviones y tanques y tropas, tras pensar en la lealtad de los que han recibido su orden directa, ha pensado que también, su plan B, ha de llamar a alguien de fuera, que pueda acogerle si todo se complica aún más. Y piensa en su enorme fortuna, oculta en cuentas cifradas y en paraísos fiscales y en empresas tapadera, como seguro que han hecho los Ruizmas con todo el dinero de los primarrones, sí, aquel que iban a emplear en comprar una empresa de primer rango del sector alimentario (iba a ser SOS, S.O.S., lo pilláis, si estaba clarito !!) y que ahora se ha esfumado. Piensa que si tiene uno, un solo amigo lo suficientemente poderoso para defenderlo frente al mundo, ya será suficiente. Y me ha venido a la cabeza Munich, excelente película de Spielberg. Aquella del comando que se dedica a pulirse a los cerebros del secuestro de los Juegos Olímpicos. Fantástica película, como Syriana, con Clooney.

Y he vuelto a acabar donde no quería pensando en Libia.

Pienso en Libia y en ese dictador desconfiado y errático, perfecto perfil del tirano que cree que ser imprevisible es bueno para desconcertar a tus enemigos, y que sabe que está loco pero piensa que eso le convierte en fascinante. Pienso en el ser humano individual, que nace y muere solo, que se retira a sus aposentos a ver que se le ocurre para el día siguiente. Y pienso en Escobar, el narco colombiano que murió hace unos años. Y pienso en esa falsa película que le dedican en Entourage.
Y como me es imposible acabar en el mismo sitio os hablaré de Entourage.



La primera vez que oí hablar de Entourage, que aquí se llama El séquito, fue en un capítulo de The Office, en una mención delirante donde el jefe de la oficina obliga a su equipo a ver la TV el lunes por la mañana pues considera que eso les mejora la productividad. Una de las cosas que les obliga a ver es un capítulo de Entourage, el mismo en varias ocasiones.
Y me dió por indagar. Y ví que era una comedia, uno de sus productores ejecutivos es Mark Wahlberg (igual que Boardwalk Empire), que famosos de todas clases (desde Scorsese a Hugh Hefner, Tyson, Jessica Alba o Scarlett Johansson) han hecho cameos. Y empecé. Lo primero que debo recomendaros, si sois varones heterosexuales, es que os preparéis a sufrir una especie de síndrome de Stendhal, pues es abrumadora, repito, abrumadora, la presencia constante de espectaculares mujeres. Hablo de quitar el hipo. Hablo de que, para banalizarla, alguien ha definido a esta serie como Sex and the City para hombres. Entourage habla, en sus trazos básicos, de la amistad, de la lealtad, de conservar los orígenes por mucho que la vida pueda ponerte suficiente dinero delante como para hacerte olvidarlos. Entre sonrisas y estupefacción ante tanta chica cañón, Entourage entroniza el valor de tu entorno (ese séquito) para mantener tus pies en el suelo. Recomendé The Sopranos porqué es la vida. Recomendé The Wire porqué es la supervivencia en la urbe. Ambas eran dramas, severos dramas donde muchas cosas acaban mal de maneras diversamente injustas. Por motivos muy diferentes recomiendo Entourage, porque Vincent Chase ( hago los honores más abajo) es un individuo lleno de errores cuya suma acaba haciéndole entrañable. Simplemente se va dejando llevar. Y como la cosa de hoy va de seguir la corriente de los pensamientos, he recordado una conclusión de un periodista que entrevistó a Enrique Iglesias en la cumbre de su popularidad hace ya algunos años. Lo mejor en el mundo es ser amigo de Enrique Iglesias.


De izquierda a derecha :

Tortuga : Amigo de la infancia, chófer oficial del grupo la mayor parte de la serie. Satisfecho de recoger las migas que los demás dejan, pues esas migas son mejores que los manjares de la mayoría de la gente.

Ari Gold : El agente, impresionante composición actoral que se come las escenas en que aparece. Despótico, coherente a su modo.

Eric : Amigo de la infancia, necesario componente de raciocinio y sensatez en el grupo, ávido de abandonar la desmadrada vida de sexanddrugsandrockandroll de sus amigos para estabilizarse, cosa que le acarrea no pocas burlas, acompañadas de la eterna duda de si no es mejor dejarse llevar y no complicarse una vida que, sencilla, puede ser muy placentera.

Johnny Drama : Hermano, a la sombra, eterno fracasado que no quiere reconocerlo, para lo cual se pone el disfraz de haber pasado antes por todo eso. Entrañable por lo patético, el excelente casting de la serie tuvo la fantástica idea de darle el papel a Kevin Dillon, hermano real de otro más exitoso actor, Matt Dillon. Cada frase, cada escena, es un regalo de los dioses. Extraordinario personaje.

Vincent Chase : Él tiene la culpa de todo. Actor de éxito, le llueven las ofertas millonarias, la popularidad, las mujeres bimbo y el dinero. Consciente de que quiere conservar sus amigos de la infancia a su alrededor (la camarilla antes descrita, menos Ari Gold), hace que éstos le acompañen a Hollywood y vivan con él, aunque sea a costa de tener que mantenerlos. Está orgulloso de tenerlos ahí a su lado compartiendo su éxito. La serie está basada en la experiencia vital del propio Mark Wahlberg, que hizo algo parecido.

Con su vacuidad, con su exceso de la carne, con su extraordinaria selección musical, debo recomendaros Entourage. Y en un blog amigo alguien habló de amistades. Va de eso.



dilluns, 21 de febrer de 2011

LA FE INQUEBRANTABLE

Lo siento : comprendo que me reitero en ciertos temas que es posible que a algunos le parezcan aburridos, o poco propios de aquí. 
Tras colgar ayer el post sobre el caos de Nueva Rumasa, aún me quedé pensando en la foto que inserté. Me resistía a creer que esa fuese la foto de la rueda de prensa en la que anunciaban la hecatombe. Sobre todo por el gesto de papaíto Ruiz Mateos haciendo la V con las dos manos a la vez. Me pareció de una desfachatez descomunal presentarse victorioso para una manifestación pública de este tipo, que acarreaba, de una manera prácticamente segura, que muchos de los incautos que han metido dinero ahí van a perderlo, en su totalidad o en una buena parte. Un periódico reproducía esa foto junto a otra del mismo individuo, hace unos cuantos años, con el mismo gesto, que ahora diría, desafiante, y debo subrayar la palabra desfachatez, y comentaba la similitud. Y la foto, sobre todo la última,  me recuerda a esas estúpidas poses ( pulgares para arriba ) que se hacen los futbolistas (casi todos) el día de su presentación. Pero también me recuerda a ciertos pasajes de El hundimiento, la película sobre los últimos días de Hitler en el búnker, cuando todos sus acólitos intentan hacerle ver la verdad, la cruda verdad, mientras él se obstina en pensar que todo va perfectamente. Esa es la impresión que me dan los hijos varones rodeando a papá, casi octogenario y ajeno, o eso pretende hacer pensar, al pollo al que le ha llevado su megalomanía y sus pretensiones de empresario de pa sucat amb oli. Y sus menciones a la fe, afirmando que si careciese de ella, se pegaba el tiro. Seguramente esto le sirva de gran consuelo a los pobres (no tan pobres, 50.000 euros de inversión mínima es una pasta) que le han entregado confiadamente (ingenuamente) su dinero. Que si no les puede devolver su pasta su fé le impedirá tomar una decisión. Menudo alivio. 
Luego he pensado en el hecho de que algunas de las empresas del grupo sean medios de comunicación, incluyendo una pintoresca emisora de radio, cuyo link os adjunto, para que veáis el percal :


Así que con todo este escasamente científico método he llegado a la conclusión de lo que quiere decir Ruizma con su insistencia en el doble signo de marras.

Quiere decir Viva la Vírgen !!. Y lo aplicaba tanto a sus convicciones religiosas como al modo de gestionar sus empresas, el dinero que sus inversores le depositaron, y los puestos de trabajo con los que tan propagandísticamente se comprometió. Era eso. Y los niños, alguno no tanto, al ladito, riéndole la gracia.

Menudo elemento. De aquí unos días, Millet.





diumenge, 20 de febrer de 2011

COMBUSTIBLE FOSIL

Las fuentes de alegría a veces son inesperadas. Y la satisfacción surge de los estímulos más estrambóticos. Dos casos : justo iba a otorgarle a 6Q el muy internacional y poco homologado título de weekend blogger cuando veo que va fent, cosa que me alegra por él, altruísta que es uno, pues comprueba lo beneficioso de plasmar las cosas en palabras, y por mí, no tan altruísta, porque leerlo me resulta placentero e inspirador, siempre hay alguna bombilla por ahí dispuesta a encenderse. El segundo, ya un poco más retorcido, haber usado hace años mi intuición para prever lo que está pasando, o a punto de pasar, con Nueva Rumasa. El affaire de Rumasa, el primero, me pilló en mis primeros conatos (18 añitos) de tener opiniones propias sobre las cosas de mayores. Ahora que - me resisto pero sí - ya soy mayor, veo que no me equivocaba. Hay algo que me inquieta en Ruiz Mateos. Y si me inquietaba con esa falsa campechonería de vestirse de Superman y de ir de transgresor intentando agredir a políticos, ahora ni te digo.


Los veo, como en la foto que acompaño, a él y a seis de sus hijos varones ( notad que tiene montones de hijos e hijas pero las chicas no salen ahí, debe dejarlas en casa atendiendo sus labores ??), con esa uniformidad de rasgos que debe ser el sueño húmedo de cualquier genetista, y me asaltan decenas de inquietantes pensamientos :

Son hombres o son cylons ??
Llevan una careta (excepto la de bótox de papá y la del de la barba )??
Por qué sólo él sonríe abiertamente ?? 
Eran, en el día de hacerse esa foto, conscientes del pollo que estaban contribuyendo a montar ??
Esa doble V, qué significa exactamente ??
Va, chaval, dónde has metido toda la pasta ??
Comprometidos con el empleo, reza uno de sus slógans... y con pagar a los empleados, andamos tan comprometidos, majete ?? Leo que hay trabajadores que llevan tres meses sin cobrar, menudo compromiso con el empleo hacer que los demás te trabajen gratis.
Las fotos que salían en los montones de anuncios para captar inversores (de ahora en adelante, primarrones), eran reales, con los empleados sonriendo en pose pseudofamiliar, u otro perverso uso del photoshop ?? 
Si realmente eran empleados, se harían esas fotos ahora ??
Quién pudo tragarse esas rentabilidades prometidas en estos días de recesión y miseria imperante??
Qué pasará con el Cacaolat y el Flan Dhul ( de huevo y leche !!) ?? 
Serán pronto sabores asociados a otra época ??
Se aireará lo suficiente su condición de supernumerario del Opus Dei si se demuestra, como me temo, que se trata de una estafa piramidal de proporciones descomunales ??

Ay, qué país. 28 años después, se demuestra lo bien que hizo Boyer, que por lo que a mí respecta está bién donde está. 

Dudo que nadie aquí presente haya picado ese anzuelo, aunque a quién se pregunte dónde fue su dinero, le empezaría a dar pistas si se fija en los seguramente bastante caros trajes de corte british que lucen todos ellos. Y que piense que mantener familias de doce o catorce hijos es complicado hoy en día. Todo sea por la Obra.

Y perfecto porque gracias a este triste affaire me doy cuenta que aún no hablé de Millet. Cómo se me ha podido pasar.

Coinciden estas últimas líneas con la escucha de una canción de Goldfrapp curiosamente reminiscente de ciertas músicas festivas, de circo o de ferie o de meriendas campestres. Cierta fanfarria y cierta ironía. Sentarse en un parque un mediodía de domingo y reírse de estas cosas junto a un desconocido quizás pueda ser un plan bizarro. No aceptaré los caramelos que me ofrezca, por si acaso.



dissabte, 19 de febrer de 2011

PERVERSION SIN LIMITE

Telecinco se pule OT en su 8ª temporada. Primero, lo alucinante que es que haya durado tanto el invento. Luego, el alivio, pues no hace tanto que escribí un post hablando del final de la tranquilidad, o algo así. No es que lo que sale en Telecinco invada mi vida, ni hablar, pero sé que es un canal especialmente gota malaya. Lentamente, su cochambroso star-system empieza a penetrar por los poros de la realidad, y ahí estás. No estoy preparado para tanto aspirante a famoso o artista de pega paseando palmito. Se me hiela la sonrisa de satisfacción cuando caigo en la cuenta de que, tratándose de esta cadena, no es difícil que el programa que elijan en su lugar me cause el mismo pavor y desasosiego, sensaciones ambas muy poco recomendables para la salud de cualquiera y la mía en particular. Parece que culpan a Pilar Rubio de no conducir bién el programa (siempre me ha dado la impresión de que en Telecinco estas presentadoras simplemente tiene que estar, ya es suficiente), y que esperaban que la presencia de Nina relanzase el invento... va, voy a pararme en Nina, famosa por ser apadrinada en un pasado muy lejano por Xavier Cugat, y ahí se quedó, apadrinada y poco más, pues todavía no he sido capaz de atisbarle la más mínima cualidad en ninguno de los sentidos, y por lo que veo no voy muy desencaminado, o alguien es capaz de decirme qué ha creado Nina que merezca la pena ??,.  Silencio dramático. Nada.
Espero que esto sea el final definitivo para este perverso invento, y que Telecinco no rebusque en sus cajones llenos de presentadores gays salvadores para una hipotética nueva edición. El concurso habrá dejado para la posteridad, aparte de ingentes cantidades de dinero para los creadores y explotadores de la franquicia cuando ésta tuvo un éxito tan descomunal como inmerecido, a un cúmulo de payasos con ínfulas de artista y diversos niveles de éxito. Ninguno, repito, cero absoluto, me merece el más mínimo respeto, y diría que ellos han hecho mucho más daño a la música que los programas P2P. La han banalizado, la han convertido en una especie de traje ( hoy voy de soul, mañana de emo) qué ponerse a la vista del tiempo que hace. Han despreciado la música instrumental, por motivos obvios. Han intentado apropiarse del éxito de otros. Música tan banal como esos archivos de porno en fase acrobática que te envían los amigotes. Tan banal como la violencia en los países africanos azuzada por conflictos religiosos, o étnicos, o económicos, pero que está muy lejos, y, después de todo, casi todos los negritos nos parecen iguales. Bustamante, Bisbal, la Rosa de ejpaña ; espero no tener que soportar que os inviten a programas de TV donde os entren aires de intelectual ( cosa que para ellos debe consistir en ponerse unas gafas ) y os pongáis a analizar como se ha agotado la fórmula. Que os den morcilla, no os deseo muertes reales pero sí muertes artísticas, lentas, prolongadas, dolorosas, precedidas de interminables agonías.

divendres, 18 de febrer de 2011

Y COMPRARAS CUALQUIER COSA QUE LLEVE MI NOMBRE

Me han enviado por varios canales diferentes links para leer artículos sobre la revolución silenciosa ( y silenciada ) en Islandia. Algunos de esos canales (la plataforma ATTAC) puede que sean tendenciosos. Otros no lo son en absoluto. Recomiendo leerlo aunque sea difícil extrapolar fenómenos a este nuestro complicado país y a esta nuestra aún más complicada mentalidad.
Parece que la gente quiere convencerse que una especie de nuevo orden basado en las manifestaciones de voluntad popular más o menos organizadas es posible. Yo aún lo veo algo ingenuo. Creo que las únicas acciones globales que funcionan son las que vienen determinadas por los mercados y por los intereses económicos. He de decir que de sociología sé lo justo que me sirvió para aprobar, y decir que sé ya es osado pues deben habérseme olvidado muchas cosas, que quizás me serían útiles para darle una pátina más cultista a este post. Esperaremos a otra reencarnación.
Leo hace unos días que Bertrand, una de mis librerías grandes favoritas, será absorbida por Planeta que la fagocitará para rebautizarla con su enseña Casa del llibre. Cuatro años, ni eso, ha durado la independencia de esta cadena, cuya preciosa tienda de la Rambla Catalunya espero que los Lara por lo menos respeten. No tengo muchas esperanzas. Lo cierto es que librerías pequeñas ( y no te digo libreros de viejo, dónde pasaría tardes hurgando montones hasta encontrar el descatalogadísimo Home sweet home de Lypsite ) cada vez quedan menos, y salvo las especializadas, todas ellas van cediendo estantes a best-sellers y esa plaga de la novela histórica que, espero que estemos de acuerdo, empieza a resultar excesivamente omnipresente. La gente compra cada vez menos libros, y aventuraría que, como comprar un libro no necesita del acto de leerlo a continuación, también debe leer menos. Pasará con los libros como ha pasado con los CDs ?? puede que aún pase algo peor, dado que las tiendas de música aún subsisten lastimosamente de vender camisetas y goodies, y no creo que nadie compre una T-shirt de Don DeLillo o Cormac McCarthy para pasearse una tarde por la ciudad. Si conocéis a alguien así, disimulad y pasad a otra acera.
Y de repente he recordado algo que se quedó en el tintero en mi post sobre la calle Tallers. O creo que se quedó, porque empiezo a tener lagunas de memoria sobre temas de los que he escrito, y este blog empieza a ser muy largo (motivo que puede ser disuasorio, lo sé, pero prevalece cierta incontinencia creativa). Cuando en el año 1992, o por ahí, ciertas tendencias relacionadas con la espectacular eclosión de la música electrónica empezaron a triunfar también a nivel ventas, las grandes compañías empezaron a desarrollar una política de posicionamiento de productos en el mercado que habría que calificar de diabólicamente perversa. Comprabas el single de adelanto de, por ejemplo,  New Order, pues salía un espectacular CD maxi de adelanto con el tema en cuestión, con un par de versiones remezcladas que completaban el pack. A continuación publicaban una segunda versión con alguna otra mezcla, más alguna toma en vivo y alguna cara B inédita. Luego editaban el disco, el CD propiamente dicho, y empezaban a extraer nuevos singles con la misma dinámica ( mezclas, inéditos, tomas alternativas, demos ). Pasados unos años puede que los temas inéditos diesen para reunir otro CD, al que añadirían nuevas remezclas o nuevos inéditos para conseguir que los muy forofos volviesen a pasar por taquilla. Así la industria conseguía que acabases gastando el equivalente  a 120 o 150 euros en un LP más toda la complicada parafernalia de ediciones complementarias ( sin contar el sibilino truco de las carísimas ediciones exclusivas para el elitista mercado japonés ). Al final lógicamente lo recordable era el LP en sí y alguna de las mezclas, ahogada entre tanto material de relleno. Alguien llegó a acuñar el término completista para definir a ese sufrido seguidor que acababa loco en su afán de reunir cualquier cosa que un artista predilecto hubiese grabado. Loco y arruinado, añado. Ahora puedes poner en el emule el nombre de tu artista, espacio discography y santas pascuas. Y las discográficas y las distribuidoras se ponen las manos en la cabeza, olvidando esa maniobra de sus lumbreras de marketing destinada a sacar las telarañas de los bolsillos y carteras de los seguidores de sus grupos. Quina barra, y tomad respuesta.

dijous, 17 de febrer de 2011

SETOS CON FORMAS DE ANIMALES

Un día escribiré sobre hombres de mediana edad que escriben en terrazas acariciadas por tenues pero persistentes lluvias, a horas en que sería aconsejable dedicarse a otras cosas. Otro día puede que lo haga sobre un músico que, superado por su éxito, descubre que eran todas las necesidades que pasaba, más que holgadamente cubiertas, las responsables de su inspiración, y , como no puede volver a ellas (y no sabe si querría ahora que sabe lo que son bandejas de caviar y cocaína en cada rincón de su casa) decide suicidarse pues le amarga la falta la inspiración y cuando deja de amargarle lo hace el aburrimiento, y descubre que sólo es feliz cuando duerme.
Hoy no es ese día. Hoy es el día en que digiero haber leído el libro póstumo de Roberto Bolaño, Los sinsabores del verdadero policía. Por lo cual existen dos consecuencias directas : seguiré guardando por un tiempo indefinido Los detectives salvajes como obra no leída, para paliar el mono que vendrá y, segunda, seguiré lamentando su muerte como la de alguien cercano. Seguro que aún no hubiese tomado té con la pesada de Isabel Allende ni el pretencioso de Paolo Coelho. Puede que faltase menos para hacerlo, pero aún no.
En las páginas de ese libro ( porque es una novela aunque sea remendada y arreglada con trozos y retales de papeles que alguien cariñosa y afanosamente ha puesto todo su empeño en recomponer) he vuelto a ver la realidad de un escritor con una imaginación desbordante y febril (y febril aquí es un apelativo repleto de aspectos positivos), tan capaz de crear un metalenguaje, un universo paralelo repleto de guiños y relaciones y vínculos, tantos vínculos bastardos y malnacidos que me hacen palidecer, o sonrojar, o enverdecer, cualquier color es válido para expresar la envidia que le tengo al chileno que se retrataba siempre fumando. Sólo en la parte del libro donde habla de la obra de Arcimboldi, el escritor venerado y traducido por uno de los protagonistas, vierte tantas potenciales temáticas y tramas para las grandes novelas europeas del siglo XXI que su mera lectura debería ser un poderoso acto sugerente de inspiración para varias generaciones de voluntariosos estudiantes de literatura.
Geniudo y genial, ya van muchas veces.

dimecres, 16 de febrer de 2011

EL ORDEN DE LAS COSAS

Hacia el año 2003 yo era una persona algo diferente de lo que era ahora. Aparte del pelo, y otras obviedades que permitirían a enemigos más o menos declarados mojar pan en la salsa, algo dentro de mí no era como es ahora. Compraba manuales de management, los leía ávidamente y volvía a la tienda a por más. Como era una librería especializada en temas empresariales, cuando puntualmente veía libros de narrativa arrufaba el nas pensando qué poco oportuna era su presencia ahí. Lo que sí era igual en mí era la obsesión por la música, que en el 2003 debía andar centrada, creo recordar, en contemplar estupefacto y triste cómo los grandes iconos de la música electrónica empezaban a languidecer. Creo que en agosto de 2003 Muzik Magazine cerró, y eso olía a cambio de ciclo.
Tuvo que pasar un cierto tiempo dónde seguía fiel a publicaciones musicales, que empezaban a verle ciertas orejas al lobo ( Napster ya había enseñado a todo el mundo por dónde podían ir las cosas ) y que por tanto empezaban a incluír en sus páginas secciones no estrictamente musicales. Cine, literatura, algo de TV, un pelo de política. Fue en una de esas listas de final de año, creo que fue la del 2004, donde leí, en Rockdelux, una encendida crítica positiva hablando de 2666 y otorgándole, a parte de considerarlo Libro del Año, cualidades literarias que lo convertían en una obra completamente fuera de lo normal. Uno siempre puede pensar que algo le impacta especialmente, y sólo a uno (a veces que oigo música particularmente rara me da por pensar si algún otro habitante del planeta oye lo mismo justo en ese momento), pero ese entusiasmo rápidamente lo percibí como generalizado. Me gasté los 35 euros que costaba el libro ( más de 1100 páginas ) y decidí esperar el momento adecuado para leerlo. Tuve varios intentos, pues no todos los momentos son adecuados para todos los libros ( un ejemplo : no leáis El túnel, claustrofóbico libro de Ernesto Sábato, en una piscina en un mes de agosto, como hice yo ). Por lo cual acabarlo me llevó lo suyo, pues siempre me faltaba tiempo. Entonces me dí cuenta que cada vez que lo intentaba me gustaba empezar desde el principio. No me importaba, justo al contrario, leer cinco o seis veces sus primeras 300 o 400 páginas. Era un placer que mejoraba a cada vez. Cada uno de esas oportunidades me hicieron confirmar más y mejor que estaba delante de un autor especial, al margen de la iconografía generada por su prematura muerte y el culto creciente por su persona.
Por culpa de Roberto Bolaño, y de su constante mención de referencias a otros autores, reales o inventados, me aficioné de nuevo a la narrativa. A ese arte que hace que del cerebro entren y salgan historias, personajes, situaciones, pueblos, ciudades, mundos, vuelos que van y vienen, actos dignos de admirar o actos repulsivos. Y una cosa llevó a la otra y acabé por referencias (por la madeja de referencias) en otros autores, y me entusiasmó tanto lo que encontraba que me dio por probar hacerlo yo también, y así nació mucho tiempo más tarde este blog que abusa de los paréntesis ( y de su extensión ) y de las subordinadas ( y sus distancias relativas). Y como me gusta escribir aquí y ese fue el germen debo agradecerlo a los cuatro vientos, aunque aquí solo haya, de vez en cuando, una brisa, mediterránea eso sí.
6Q : no he acabado Los detectives salvajes, porque sigue siendo la reserva, el paquete de almendras del pack de supervivencia.
Acabé, como has leído, 2666, y es diferente de Estrella distante, pues son cinco novelas con un hilo tenue que las relaciona, pero que no tienen finales con fanfarria. Son, ya que compartimos esa filia, como la última escena en The Sopranos, cuando Tony espera a la familia en el restaurante, y Meadow no aparca bién, y suena esa puerta, y la pantalla sigue en negro, pero la música continúa. La música continúa  y puede que la vida también.

LA INTENCION LITERARIA

Cuando lees a Kapuscinski escribir sobre Haile Selassie a veces crees estar leyendo pura ficción. Kapuscinksi era un reportero que intentaba dar a los reportajes escritos algún valor más allá de la triste nota de prensa. Por lo tanto es un deleite leerlo. Porque se mantiene en la línea de la creación sin atravesarla, pero la realidad que describe toma otras tonalidades. E incluso tiene más mérito pues prescinde de la descripción truculenta de la crueldad más gratuita. Dejar que se intuya es más cruel aún.
Y hoy yo, que tengo sueños donde sale un tío que se llama Onofre, disfruto lentamente de ese placer fruto de la intención literaria de Kapuscinski. El viaje es el mensaje. Hay quien lee libros para saber cómo acaban. Eso es sexo para procrear. Hay quien lee libros para apuntar frases, para quedarse con ellas, hay un tío en un parque al que voy que subraya libros de Haruki Murakami ( que a mí me resulta excesivamente otoñal ), yo no sé si formo parte de muchas manadas (últimamente seguro que no) pero una sería indudablemente la de los que leemos por placer. En eso soy un delincuente que actúa en solitario. Pero leer por disfrutar de las palabras y las ideas por encima de finales felices o coherencias de las historias, es como el sexo, disfrutando porque sí, sin intención de procreación, pecaminoso. Y la palabra pecado atrae, más que culpa o más que arrepentimiento. Por lo menos al tipo de gente del que me gusta rodearme. Cosas del género humano.
Qué pasa en el mundo. Egipto, que cada vez está todo más controlado. Israel que se tranquiliza, aparentemente. Los Hermanos Musulmanes que acuden a ruedas de prensa con ropa occidental. El ejército que toma las riendas seis meses. Revolución con apariencia de gas de La Casera, lo siento. Y como me siento como occidental ??. Como en muchas cosas, sentimientos encontrados.
Ayer leo de cierto centenar largo de chicas europeas que han creado una nueva orden religiosa. Parte de sus hábitos los confeccionan con ropa vaquera. Eso parece ser muy importante. Veo las fotos, paso a otro tema.
Hoy compruebo que hay nexos entre Angela Merkel y Santiago Segura. Compruebo también que el tiempo gris me causa una extraña pesadumbre, que necesito sol y las nubes y el cielo plomizo me matan lentamente como esos pobres bichos que echamos en la cazuela para que se mueran conforme el agua empieza a hervir. Que incluso en Barcelona el aire de la calle es algo que hay que respirar para despejarse. Que sigue la gente muy pesadita con los 80 por hora, y que 6Q pone una nota en su blog diciendo que iba a clausurarlo pero se lo pensó mejor. Chico, ni siquiera es un pez en una pecera al que hay que echar comida de vez en cuando. Déjalo ahí, lleva tu ritmo, nadie corre, se anda más rápido o menos pero es importante no estar parado. Y como hay influencia en los dos sentidos, me estoy mirando zapatillas de running, y la selección de música de mi Ipod.
Y vuelvo a sentarme en una piedra del bosque, y a veces al fondo lo veo todo gris, pero de cerca es verde oliva.
Y esta es mi canción favorita de los últimos dos años, aunque la número 50 y la número 100 también son maravillas, y muchas más. Malditos mocosos.


dimarts, 15 de febrer de 2011

CARTEL INDICADOR

Aunque sé que ésto puede tener efectos disuasorios sobre más de uno, voy a ponerme pesadito con The Wire. Y lo voy a hacer porque creo que merece la pena cualquier sacrificio por esa serie. Porque he visto muchas series y sé que hablo de la mejor. Y no es un caso de esos en que uno se encapricha con algo y se encabezona y empieza a insistir a los conocidos pues el milagro se ha obrado en él y anda ávido de compartirlo con los demás. Lo hice con los Soprano y 6Q puede confirmarlo, aunque de sus comentarios no acaba de desprenderse si me está eternamente agradecido o me guarda cierto rencor por haberlo enganchado. Nunca hemos hablado de eso en profundidad. 
Cuando digo que he tragado muchas series no voy en broma. Dentro del paquete de Imagenio está incluido un curioso canal llamado Paramount Comedy, que se pasa todo el día reponiendo capítulos de series de éxito, tanto producciones nacionales como extranjeras. Para mi desolación, mis hijos lo adoran, pues no paran con dos series, particularmente : Aquí no hay quien viva, y Aida. Si tragarse esas dos series enteritas, con repeticiones de tres o cuatro veces por capítulo cuenta como tener alguna opinión, os ruego me lo confirméis. Son series que han tenido bastantes temporadas, y de recorridos parecidos : comedias, estereotipos, costumbrismo. Y por qué no aguanto esas series ?? No por su banalidad, también es banal The big bang theory y me gusta mucho. Más bién porque las veo sibilinas. Detrás de ambas siempre veo a alguien muy poco sospechoso de aportar otra cosa que no sea dinero a sus fortunas, llámese José Luis Moreno o llámese Emilio Aragón ( bueno, los de mi generación le llamamos Milikito ). Y si para ello tienen que bajar a las cavernas, vaya si lo hacen. Dejaré ANHQV para otro día ( pues no estoy muy seguro si es una serie realmente acabada o está virtualmente reencarnada en LQSA ), que es tarde y hay que comer. Pero Aida, dios, serie a la que están haciendo sobrevivir artificialmente una vez su protagonista ( la Aida del título, decidme si no es surrealista ) lo dejase correr para dedicarse a otras cosas. Sí, ya sé, con lo jodido que está todo nos hace falta reír y distraernos, y no voy a negar que esas series lo consigan ( previo embobamiento quedándose absorto ante la pantalla ), pero lo hacen a costa de meternos muchos prejuicios en la cabeza, y no me gusta ese calado. 
Lo retorcido de los planes es que nadie repare en ellos hasta que es tarde. Aída es una serie manufacturada por Globomedia, productora tras la cual está Emilio Aragón. Sí, el tío que en los últimos 80 se hacía el falsamente enrrollado por el tosco mecanismo de conjugar smóking y zapatillas Converse. Un adalid del neoconservadurismo más rancio, con hitos tales como un disco de rock and roll para gente con comas cerebrales, o el ya comentado aquí ( sin reacciones, así que no me ensañé lo suficiente ) Médico de familia. Parangón y espejo de un montón de series basadas en entornos familiares de clase media, dónde siempre se repite el esquema consabido de jubilados, niños que se pasan de listos, catetos... en fín para qué insistir. Globomedia ha producido tantas series (y por tanto deben estar tan forrados) parecidas entre sí que tienen el mérito de haber desarrollado una marca propia (cosa a la que ayuda la coincidencia de repartos, el estilo visual, etc.). Yo no pretendo que a nadie a quien le guste Aída deje de gustarle. Pero sí me gustaría que la gente tenga en cuenta que hay otras cosas más que las audiencias millonarias y los chascarrillos y las risas enlatadas (si alguien piensa dos minutos sobre lo que son las risas enlatadas, puede flipar bastante). Como otras series marca de la productora, Aída es un sibilino alegato clasista. Supongo que por ese mismo motivo Emilio Aragón no se reservó ya papel, ahí, un señor tan limpito y tan repeinado ahí ni pega ni puede salir. El a su despacho a contar los cuartos.

Aída : Señora de la limpieza separada, nula cultura, ex-alcohólica, abandonada por el marido, instalada en una perpetua crisis de los 40 que tiene sus hormonas a flor de piel. Sin estudios, intenta salir adelante como puede.
Lorena : Su hija, nula cultura, esencia de la poligonera y del nuevo espejo patrio que es la Esteban. Egoísta, promiscua, vacua, su objetivo en la vida es salir en una edición de GH y la fama que ello le pueda acarrear.
Jonathan : El niño, nula cultura llegando al desprecio por quien la tenga, garrulo de peinado imposible, pendenciero y chuleta, proclive a ser y estar con malas compañías.
Soraya : chirriante giro de los guionistas cuando Carmen Machi deja la serie, introducen una nueva hija de la protagonista que, estrambóticamente, llega a liarse con Chema, antiguo novio de su madre. Mismo nivel cultural reinante. Aún no comprendo que pinta ahí.
Luisma : El hermano: Ex yonki, al que presumiblemente las malas compañías y sus dependencias han dejado sin oportunidades en la vida ni neuronas en estado de buen uso. Consciente de su parasitismo, malvive enquistado en la familia. Cultura bajo cero. Lógicamente el único trabajo al que puede acceder es el de barrendero.
El barajas : Amigo del Luisma con idéntico perfil social pero sin familia conocida. Aún más limitado intelectualmente que él.
Macu : inenarrable paleta de posible orígen andaluz, igual que Lorena pero sin ningún atractivo físico. Sobrina del del bar.
Doña Eugenia, la abuela : Jubilada patética y egoísta, hasta el moño de aguantar tanto desastre a su lado, nostálgica de una falsa fama mal asumida. Sólo piensa en comer. Odia a todo el mundo empezando por su familia.
Paz, la puta : Prostituta avergonzada que intenta acceder a una vida convencional pero a la que su vida anterior lastra. Síndrome de Pretty woman pero en el barrio no hay mucho Richard Gere.
Chema, el tendero : licenciado en alguna carrera sin muchas salidas ( filología, creo ), entregado a malvivir de su colmado, permitir que los listillos le roben, y lamentarse de su gris existencia y de las infidelidades a la cual la sometió su mujer. De izquierdas, con un idealismo retratado constantemente como bobalicón.
Fidel, el hijo gay : locaza sensible y excesivamente culto y leído, su amaneramiento es la chanza de todos. Mantiene un esperpéntico romance con un aspirante a torero completamente confundido ( papel particularmente patético y poco creible ). Para disimular la absoluta homofobia de la serie, las escenas del amor homosexual de esta pareja carecen de cualquier tipo de gag, ahí la serie se pone trascendente para demostrar un falso respeto.
Mauricio : personaje inspirado en Julián Muñoz, madrileño por antonomasia, fascista, tirano, putero, chulesco, la cultura le da igual a no ser que pretender tenerla le sirva para acceder gratis a alguna mujer.
Toni, su hermano gay : licenciado en derecho, otra loca sensible y promiscua.
El machupichu : sudamericano explotado en el bar por Mauricio de manera inmisericorde, que acaba desarrollando síndrome de Estocolmo.

Supongo que os dais cuenta de que algún capítulo he visto, no ??

A mí todo este perfil de personajes me acaba diciendo lo siguiente :

Si vives en una barriada de una gran ciudad, lo tienes jodido a no ser que te largues.
Si no estudias te espera la miseria, normalmente.
Si estudias cosas sin salida, es como si no estudiases nada.
El divorcio es malo y crea familias desestructuradas con hijos problemáticos.
Los tontos son pobres.
Los pobres son tontos.
La gente mayor es patética.
Si vas de padre sensible y comprensivo, los hijos se te hacen maricas. Es más cualquiera que estudie demasiado, ya es medio marica. Hay que estudiar cosas que permitan ganar dinero. Con las cosas que te gustan no se gana dinero.
Los homosexuales son promiscuos, los heterosexuales machotes.
Si quieres progresar en la barriada, debes delinquir de una u otra manera.
Las mujeres sólo pueden progresar ayudadas por sus tetas.

Ésto es lo que me dice el cuadro social que pinta Aída. Con sus risas, con sus chistes fáciles y con sus gags ( algunos logrados, eso sí). Y no quiero agriar a quien simplemente se sienta delante de la tele un domingo por la noche ( noche difícil donde las haya ) a pasar un buen rato y desconectar. Por muy estereotipado y caricaturizado que esté cada personaje, sabemos que no andan muy lejos de la vida real. Conocemos barrios así, conocemos bares donde la gente se pasa todo el día. Yo no quiero ni ofender ni aburrir a nadie, porque cada uno elige su vía de escape. Aída es leer el Pronto y The Wire posiblemente sea coger un libro. Sé que necesitamos de todo, por lo cual no sólo podemos vivir de una cosa. Perdón por las ofensas.

Mañana, las hostias.


dilluns, 14 de febrer de 2011

LA CELEBRACION DE LA MISERIA

200 entradas. Sí, contando con ciertas escuetas, meros cuelgues de link y relleno, pero incluso para eso uno tiene que levantarse. Y un público que mengua, pero que a mí eso no me afecta, de verdad, estoy bién ( silencio en el que uno coge un kleenex y se suena, puta alergia, estos plataneros ). Y como el ombligo siempre anda cerca, y miro esa (patética, triste, timorata ) primera entrada donde tiraba tantas monedas al aire. Y recomendaba a Bolaño (del que he hablado tantas veces que su nombre está en un tipo de letra muy grande en las etiquetas de aquí al lado ), y a Goldfrapp ( que también ha merecido sus menciones, pero seamos sinceros, tengo como quince o veinte escritores venerados, pero los músicos son varios cientos ), y finalmente recomendaba ver The Wire. Y aquí me paro. No he hablado lo suficiente de The Wire, a pesar de amagar varias veces con hacerlo, a pesar de decir que voy a verla enterita por segunda vez, a pesar del libro que me compré sobre ella (rozando un frikismo poco habitual en mí ). A pesar de haber hablado de Omar Little, de que Torkemada diese su conformidad a mis enaltecidos elogios, llevo 200 entradas y ese monográfico se resiste. Y en mi BB llevo unas notas para el blog dónde una dice textualmente cuando no sepa de que escribir dedicaré una semana de posts a comentar cada capítulo de The Wire. Y en medio de tanta injusticia, cual turba tocada con velo y chilaba en plaza de Egipto (estoy seguro de que todo va a quedar como estaba ), mi voluntad se alza en armas ( teclas ) y pone las cosas en su lugar.

Baltimore : ciudad media portuaria de los USA, importante comunidad afroamericana, industria en recesión gracias a la simpática deslocalización. Viviendas abandonadas en barrios conflictivos, policía, juzgados, gobierno de la ciudad desbordado por la falta de medios para atender todo lo que se les descontrola. Todo el mundo tiene ganas de jubilarse.



McNulty : policía de origen irlandés. Divorcio complicado. Problemas con el alcohol. Problemas con sus superiores, pues su intuición le juega malas pasadas. Amistades en los bajos fondos, amistades en las altas esferas del mundo judicial. El antidivo por antonomasia. Ni guapo, ni implacable, lleno de defectos. Me cuesta recordarlo, pero creo que no pega un tiro en toda la serie. Eso sí, rellena unos cuantos impresos. Teme morir de aburrimiento, pues cree que de éso uno puede morirse. Pero no teme otras cosas. Tira botellines vacíos de cerveza donde no debería. Siempre hace cara de haberse levantado hace dos minutos. Y a veces es eso lo que ha pasado. Los pequeños camellos confían en él. Los grandes camellos empiezan a comprender que no deberían.

La primera temporada de The Wire habla de como los traficantes de droga tienen su sofisticada red llena de precauciones con objeto de evitar a la policía y poder imponer su orden. Los mandamases de las bandas no tienen ningún pudor en quitar de en medio no sólo a quien les molesta, sino también quién no ayuda suficientemente a sus intereses. Lo tienen todo controlado, pero a veces tu enemigo no sólo está cerca, sino que puede que lleve tu misma sangre. Y entonces la decisión que se toma es la que favorece al colectivo.


D'Angelo Barksdale : un buen chico en una mala familia. De repente se da cuenta de que, aunque un tío narcotraficante sea garantía de una buena y plácida vida si haces lo que debes, quizás no todo debería estar permitido, como por ejemplo, matar a inocentes. Un malo que duda. Malo. Duda.


diumenge, 13 de febrer de 2011

LA METAMORFOSIS

Por mucho que nos empeñemos en mirar a otro lado, los medios de comunicación mayoritarios están ahí, y aunque no nos guste lo que dén, ignorarlos es más peligroso aún que prestarles excesiva atención. Como la historia, estaríamos condenados a repetirlos. Así que debo hablar de Telecinco, aunque sea un poquito. Total, no cuesta tanto hacerse una idea, un par de días y los has visto todo. Salvo la breve temporada en que se medio dignificó con la presencia de series entonces muy potentes ( Twin Peaks, X Files, CSI ), que luego han quedado enterradas por el total desbordamiento creativo actual ( seré seguidor confeso y die hard fan de unas diez series hoy mismo ), la programación de Telecinco siempre ha atravesado ciclos en los que ha gravitado alrededor de programas estrella que iban rellenando toda la programación, generando dos sensaciones : gran placer si eso te gustaba, enorme indignación si no. Por Telecinco he visto desfilar, y que conste que mi memoria debe traicionarme pues elude situaciones excesivamente traumatizadoras... Emilio Aragón, Jesús Gil, La máquina de la verdad, el padre Apeles, Sardà... todo mezclado en un magma donde hay un informativo de tanto en tanto para cubrir el expediente. Hasta llegar a la etapa actual, que yo diría que se remonta a dos fases : el descubrimiento del filón del mundo rosa como atrapamoscas de audiencia ( ya sabemos qué es lo que les gusta mucho a las moscas ), y la eclosión de los reality-show como masa madre que genera ese circo mediático y endogámico donde un profano ( como yo estos días ) tarda en enterarse. Y entonces lo mezclas todo y ya tienes la actual Telecinco. Podríamos llamarla Telesalvame o la EstebanTV. Sin reparos de ningún tipo ya se pasan por el forro el que a ciertas horas haya menores ( que se vayan a Disney Channel, coño !! ) y emplean toda su programación de tarde y noche en programas relacionados con el estrellato que ellos han creado : concursantes de GH o de cualquiera de sus variantes, o de ese desquiciado mercado de la carne que es MHV, y los toreros y las folklóricas, y a sacar pasta. Así que me encantó leer esta noticia en una web bastante pasada de rosca :

http://www.elmundotoday.com/2010/08/telecinco-emite-por-error-ocho-segundos-de-un-documental/

Hacia el año 1980 la revista Star era un icono de la cultura underground en nuestro país. Era tan incorrecta y tocaba temas tan incómodos ( recuerdo un artículo sobre Patti Smith y la adicción a la heroína ), y lo hacía de una manera tan manifiestamente proselitista, que cualquiera podía interpretar que propagaba y recomendada hábitos de vida muy insanos ( y sólo hacía 5 años que Franco había dejado de sufrir). Así que los que la comprábamos en la época procurábamos que nuestros padres no se quedaran mucho con el tema, pues leer la revista y sacar una precipitada conclusión de que quien la leía era, como mínimo, muy cercano a varias toxicidependencias, era cuestión de leer no mucho más allá de su portada. Bién. La directora de una época de esa revista fue Karmele Marchante. Enough said. Por una vez, mi título del post tiene algo de comprensible.

dissabte, 12 de febrer de 2011

ME SIENTO EN UNA ROCA Y MIRO AL HORIZONTE

Sé diferenciar un calentón de una decisión. Que sea irreversible ya es más complicado. Ayer hice una promesa que hoy no voy a cumplir.
A pesar de mis constantes declaraciones de amor por París, Barcelona es mi ciudad. Llevo toda la vida en ella y aunque a veces me abruma, y me aterra pensar en lo caro que resulta vivir en ella y lo muy agobiante que puede ser el centro en pleno verano, sólo hago que entrar por la Diagonal, o por Gran Vía, o por Vallvidrera, y estoy en casa. Luego veo las caras extrañas por todas partes y más bién pienso que no, que puede que no sea exactamente una casa, que quizás se acercaría más a un enorme hotel o a esos grandes edificios llenos de pisos y ascensores donde tras años y años de vivir apenas alcanzas a conocer a dos o tres vecinos, que son justamente los que nunca encuentras cuando te apetece.

divendres, 11 de febrer de 2011

CON DIEZ SEMANAS POR DELANTE

Es un poco difícil definirlo como problema, pero el disponer de una extensa, inabarcable colección de música, obtenida eso sí por diversidad de medios entre los cuales pesa últimamente el delito más detestable, y de casi todos los tipos que yo sea capaz de escuchar y comprender (está claro que habrá alguna maravilla pop en en el folklore de las Islas Caimán, pero me será difícil apreciarlo) me coloca en tesituras bastante chocantes. Se quejaron agriamente de la iniciativa que tomé en el tema de Egipto (pero llegaremos a un acuerdo, no ??), así que limito el comentario a una pura frase que me temo será repetitiva. Fotos sobre el tema, y la famosa acampada en esa plaza de la que algún día retendré el nombre (en cambio con Tiannamen no me costó, actitud ??), y sigo viendo barbas y velos, velos más iraníes que egipcios. Y pienso por las nimiedades ( nimiedades sembradas en caldos de cultivo, eso sí ) por las que se han entablado guerras, y digo, madre de dios, todos estos se organizan, y unas simples viñetas en una publicación escandinava sirven para asaltar embajadas y sacar tropas de los cuarteles.
Dónde estaba ? Claro, las subordinadas es lo que tienen, te llevan por puertas y caminos que debes marcar con piedras para volver por ellos. Yo me adelanté con Egipto, pero alguien se adelantó con Burt Bacharach. Técnicamente, me gusta más pensar en la fórmula Bacharach/David como dúo compositor. Y todas esas canciones sé que están oídas hasta la saciedad, versioneadas por montones de artistas que se aprovechan de la universalidad de sus melodías, de ese poso de sonar de algo que esa música ha dejado. Y esa misma sensación de deja vu es la que motiva que uno deba buscar momentos adecuados para ella. No lo son todos. Leí en algún lado, cuando mis hijos eran pequeños y pensaba que leer libros sobre niños me ayudaría por encima de la experiencia de convivir con ellos (craso error), que cómo abordamos los adultos las cosas es diferente y es fruto de un proceso de madurez.
Cuando eres niño te gusta ver una y otra vez la misma película pues te gusta conocer lo que vas a ver y llegar incluso a aprenderlo. La repetición te produce placer. De mayor, y no creo que ese proceso cambie de un día para otro, optas por degustar lo que te sorprende. Así que buscas en las segundas lecturas, o en las sucesivas escuchas o visionados, el detalle que te perdiste o te pasó por alto la primera vez. Siempre necesitas encontrar algo nuevo, ese es el estímulo que sacia el hambre. Ahora las canciones de Bacharach/David debo verlas ya más con el primer prisma que con el segundo. Sé que son perfectas, pero sé  detalle por detalle donde está su perfección. Walk on by, por ejemplo, en la versión de Dionne Warwick, es un ejemplo andante. Su arreglo de cuerda, que rodea las estrofas, ese ritmo sincopado entre una estrofa y otra, que fue fusilado por la ELO pasados unos años( y aún así el ritmo daba para que también la canción de la ELO fuera genial, y algún día hablaré de los cojones de la ELO al introducir el vocoder ). Pero hoy me ha sorprendido oír entre esas canciones una versión de los Walker Brothers... esa época en la que compraba discos como rosquillas... cuantos discos no se han llevado las escuchas que se merecían. Total, que me he dado cuenta que los Walker Brothers, en sus fases de grupo vocal perseguido por quinceañeras de la época ( ergo, sesentonas de hoy ) versionearon también temas de los genios. Y me ha dado por pensar que en un mundo como el de la música con tres o cuatro grados de la famosa teoría de los seis, ya sería suficiente. Y eso implica que muchos artistas pueden meter la zanca hasta el fondo cuando aceptan invitaciones de esas que últimamente se hacen cuando les da por colaborar entre ellos. De repente ves a Bebe en un proyecto ( convirtiendo en tango una canción de Alaska y Dinarama ) y, como le has cogido algo de cariño (cariño algo avergonzado pero debo tener un alter ego perroflauta ), miras a ver. Pero cuando ves a un esperpento como Rosario Flores ahí al lado (impagable que tamaña mediocridad se presente como inspiradora de un perfume, cuán bajo se puede llegar ), te dan ganas de salir corriendo.
Por cierto, tras este devaneo quasi-sesentero, informar a todo el mundo que pronto vuelvo al milenio actual.

Dionne Warwick llevando al cielo Walk on by de Bacharach/David

http://www.youtube.com/watch?v=AO073fekFfA

ELO apropiándose de ritmo, estructura, parones... pero igualmente geniales

http://www.youtube.com/watch?v=DkaT_Vo1IGk

Y Bebe que convierte disco-music en tango, y sale vencedora.

http://www.youtube.com/watch?v=c_ytx6_HGU0&feature=related

dijous, 10 de febrer de 2011

LA VIDA MATA

0Ni en centenas de entradas sería capaz de explicar la enorme influencia que en mi formación musical (modestamente como usuario) representó Dare de The Human League. Desde la popularidad de sus singles hasta la contundencia de Seconds o los matices de Darkness. Pasé décadas, y debería pensar que aún estoy en ello, buscando un disco que llegara a su perfección : sonido, ritmos, melodías... era 1981 y todo me parecía nuevo, sexy, excitante, estimulante. Y no había mejor guinda al fin de semana que el segundo en que, en la versión maxi de Don't you want me el secuenciador se paraba y volvía atras, no más de dos breves segundos de completo hands in the air que sintetizaban el hedonismo más absoluto y la entronización absoluta de la disco  como el templo de la diversión en estado puro. El alcohol, las chicas, el fín de semana ?? Claro que ayudaban, claro que eran importantes, pero esos segundos eran el summum. Los decibelios, por cierto, por los cielos.
Y esos momentos son los que últimamente he recordado con ciertos grados de nostalgia en las últimas semanas: para ser sinceros, nadie recordaba esos dos segundos como yo (pues mi memoria musical-fotográfica es para algo mía ), pero todos muy de acuerdo con el feeling.
También ha pasado que dos personas con las que comparto generación, y alguna que otra cosa, han andado o andan con problemas de salud. Me he enterado en los dos casos de sopetón, de una manera poco convencional. En generaciones pasadas la gente se llamaba, a esas horas entre las 9 y las 11 de la noche en que las llamadas sólo deberían ser íntimas, y se informaba de las cosas. Hoy aunque no nos hablemos apenas, nos enteramos por esos canales extraños que hay. Extraño no significa nada negativo, las cosas evolucionan y hay que adaptarse. Pero la gente ya no coje el teléfono, ni te digo el fijo. Eso ha pasado a la historia. Así que por esos cauces como exóticos, lo he sabido. Cuestiones graves, asuntos que, por privacidad, no tiene sentido revelar, pero que a mí me dejan sentado en un rincón meditando, pues no me cabe duda que los dos casos son consecuencias directas del mundo de locos en el que procuramos vivir. Y no es una cuestión de temor de contagio, es la sensación de injusticia de que si el mundo fuese mejor ( por ejemplo, por que ese Dios que muchos pretenden defender existiese y sirviesa para algo ) bastantes de estas cosas no pasarían.

dimecres, 9 de febrer de 2011

EL MITO INMERECIDO

Difíciles los retos a los que desde aquí debo enfrentarme. Ya que prometo demasiado a menudo cosas que luego no cumplo, y eso me pone en mala posición cuando hago nuevas promesas.

1. No pude resistir seguir viendo cada nuevo capítulo de Boardwalk Empire cuando lo veo disponible. A pesar de mi enorme resistencia a que el elevado volumen de recursos puestos en la serie garantizasen su calidad (pues soy de la anticuada idea de que el hambre agudiza el ingenio), veo que sí, que cuadra todo, es perfecta aunque se te indigeste el exceso de rigor en la ambientación ( p.e. en lo escrupulosamente fiel del vestuario y las localizaciones ), porque detrás hay un sólido guión y un excelente trabajo de actores (palabra vetada en este blog : elenco), de donde no puedo evitar mencionar a Buscemi, grandioso como Nucky Thompson, y al joven Michael Pitt como Jimmy Darmody. Y aunque no soy muy dado a estas cosas, os recomendaría que recordarais el nombre de Michael Pitt pues está destinado a ser uno de los grandes actores de los próximos 10 o 20 años. 
2. Me cuesta no mencionar Egipto y sus efectos colaterales. Salvo 6Q contraatacando o algo gordo, aguanto un par de días más.
3. No iba a hablar de la crisis, pero mira por dónde que creo que debo empezar a opinar de alguna manera.

Veo un anuncio de prensa hablando de 9 millones de euros de beneficio de ESADE, tras una facturación de 75 millones. Y ya sé que ESADE no está montada como una institución con ánimo de lucro. Faltaría. Y de repente me ha dado por pensar en las prestigiosas escuelas de negocios que proliferan, escuelas las cuales todo el mundo corre presto a mencionar como líneas en sus CV. Escuelas, sobre todo las más prestigiosas, que siempre cuentan con un lobby religioso ( Compañía de Jesús, Opus Dei ) tras de sí, guiándoles espiritualmente. Que nadie piense por aquí que tengo problemas con la formación, pero, si estas escuelas son las que han formado a las generaciones de líderes que actualmente dirigen grandes empresas, bancos, aseguradoras, organismos públicos, o directamente las administraciones locales o generales, no debemos plantear también su responsabilidad en toda esta situación ?? Qué clase de valores han implantado en sus alumnos ?? Los del negocio, dinero rápido y salir disparado, o los de la empresa, ente con un fin social ( dar trabajo a los miembros de la sociedad ) y una voluntad de continuidad ?? Son estas caras y elitistas escuelas de negocios ( muchas de ellas oportunamente ubicadas cerca de los barrios dónde sólo gente que puede pagar sus elevadas matrículas puede vivir ) realmente centros que formen mejor, o es que el cúmulo de contactos al que se accede estando en ellas son un seguro de buenos contactos de por vida ??. Por qué nadie las pone en duda y parecen estar al margen de una crítica que azota instituciones, políticos, generaciones, cuando ellos andan detrás de la formación superior de los personajes más influyentes ??. La palabra lobby vuelve a acudir a mi cabeza, y algunas otras gravitan por ahí, pero antes de escribirlas, voy a ver cómo puedo documentarme.




dimarts, 8 de febrer de 2011

SIN EJERCITO

The White Stripes se han disuelto. A raiz de mi nula mitomanía, justo ahora me entero que el dúo había sido matrimonio, pero no me he parado a leer si ya o eran antes de formar el grupo o no, ni si su separación lo fue, aunque todo indicaría, por como nos comportamos los humanos, que el timing sería algo como esto :

Nos conocemos
Nos liamos
Formamos el grupo
Tenemos éxito
Nos casamos
Tenemos éxito
Nos divorciamos
Empieza a ser difícil la convivencia en el grupo
Nos separamos

Así que cumplido este paso 9, Jack y Meg White seguirán por su lado, si bien Jack ya había hecho cosas, pero tampoco las recuerdo excesivamente, aunque producir un disco de Robert Plant junto a una antigua leyenda del country esté entre ellas.
Si me dijérais si me conozco su discografía exhaustivamente diría que no demasiado. No son one hit wonders, por eso ( por cierto, Jordi Basté, ABC no fueron one hit wonders, que no te enteras ). Su sonido ha sido bastante característico, y la voz de Jack White también lo es. Creo que lo árido y básico de la formación eran a la vez su problema y su atractivo. Nunca confías que una batería y una guitarra solitas puedan ir muy lejos. Y su estética roja, constantemente roja, como el Santander del indie. Pero tienen un mérito, local y fugaz mérito de aquí, pues serán el único grupo, de momento, del que haya puesto tres veces el mismo link. Y como puede ser que pocos lo leyeran, repito el cliché. Ritmo básico, casi tribal, fuerza primitiva, contundencia, y ese riff, ese riff, hay riffes que pasan desapercibidos en cuanto pasa otro por delante de tus narices, pero el riff de esta canción, en su simplicidad, forma parte de cánticos de hooligan en todo el mundo, es capaz de definir un estilo y hacer que músicos en sus dormitorios se retuerzan pensando cómo no lo han creado ellos con lo simple que parece. Y que eso lo consiga un grupo indie, minoritario, tiene su cosa. Y no cualquiera es capaz de conseguir que últimamente acabe un post sin hablar de Egipto.





dilluns, 7 de febrer de 2011

GEOPOLITICA APLICADA, EPILOGO FINAL, DE MOMENTO

No, 6Q, no tienes un día facha. Quizás tengas un día osado, y facha y osado no son para nada sinónimos. Osado significa, aunque esté de más menospreciar a los lectores, ser valiente de reconocer que algunas ideas que uno tiene, en circunstancias determinadas, y siempre muy subjetivamente, resultan un pelo reaccionarias. Y la palabra reaccionario está clarísimo que viene de reacción, y uno no puede ser de piedra. Hay una acción antes de una reacción. El hecho es que nuestro maravilloso mundo le resulta atractivo a muchos que consideramos extraños. Y que a mayor número de esos extraños hay dos factores que progresan geométricamente : su creciente capacidad de influír en la sociedad en la que se integran ( crean comunidades, lugares de culto, defienden sus intereses ), por lo tanto dejando de ser ellos los influídos y, por otra parte, la posibilidad puramente matemática de que dentro de esos colectivos, en principio claramente desfavorecidos ( lo cual causa, muy lógicamente, la empatía de progres de pacotilla y demás ecoyuppies ) de que dentro de esas comunidades numerosas empiecen a proliferar manzanas podridas y gérmenes de males no deseados, ni bienvenidos - delincuencia, tradiciones dudosamente sanas, integrismo.
Así que sí, quien no quiera adaptarse ya ni el primer día, a otro lado. Y aquí ya me juego las hostias, puesto que en toda esa zona la democracia populista o lo que sea va a proliferar, pueden perfectamente quedarse ahí, pues la coartada política va a empezar a no colar. Lo jodido es que un estómago vacío no entiende de ideas, ni se nutre con ellas.
Y como esto era una coletilla al extenso comentario de 6Q...
Aclarar que uno, desde la coexistencia de blogs, anda como desbordado, a veces uso frases en comentarios y no recuerdo si las he puesto en un post. Los mismos comentarios de 6Q muchas veces los recuerdo como sus posts. En fín, la familia crece. Para nada del Opus, ya sabéis ( y 6Q, pecas de ingenuo si piensas en un mundo de estados democráticos aconfesionales, de muy ingenuo ), pero bonito ver los niños crecer.

Matt Johnson es un tipo bastante zumbado y con cierto aire de malditismo que en los primeros 80 empezó a grabar con el críptico nombre de The The. Colaboró con estrafalarios personales del post-punk y el pre-tecno y grabó unos cuantos discos de escasa trascendencia comercial, pero abrazados por la crítica. Una estética feísta y un cargado mensaje político rodeaban sus discos, sus clips. Hizo un disco de versiones de Hank Williams. Contrató de guitarrista a Johnny Marr de los Smiths. No sé por donde anda y, en la onda de los últimos tiempos, cualquier dia me encuentro su necrológica en el RDL. Espero que no, pero vamos, estamos en racha.
A mediados de los 80, con los ayatollah y Hezbollah ya dando mucho por el saco, intercalaba alusiones políticas a estos individuos, y algunos otros, en buenos temas pop, medios tempos con secciones de cuerda y una elegancia sonora poco propias de su extremismo intelectual y visual. Este es un buen ejemplo, quizás con la ingenuidad propia de esa época, y ya sabéis que los 80 no son mi década ( y debo confesar ya que no tengo una década favorita, o puede que os guste más, elegid vosotros, que diga que todas lo son ), pero esa figura del artista pop levemente retorcido, con un poso intelectual ( algunos se cambian los apellidos por los de poetas franceses malditos ), siempre me acaba atrayendo.

diumenge, 6 de febrer de 2011

INTENCIONES OCULTAS

Lo que cuenta es la intención, o al menos esa es la coletilla que usamos cuando alguien más o menos apreciado se nos descuelga con un regalo horroroso o simplemente inapropiado. Y entonces se justifica todo. Lo has intentado, chico, pero te has quedado ahí. 6Q, como yo, está atento a lo que pasa por ahí abajo. No sé si esa atención le distrae de su promesa de leer Estrella distante, pero sí es suficiente para que sea uno de los temas recurrentes de su blog. Y yo no estoy en plan de darle la réplica, pues ni dispongo, me temo de su bagaje de conocimientos políticos e históricos ( y debo confesar que en mi caso es por pura pereza, si eso justifica el haber encontrado siempre otros temas que me han resultado, quizás por su ligereza, más estimulantes ). Pero yo también contemplo estupefacto lo que pasa, y fantaseo ( y quitémosle a la palabra fantasear connotaciones positivas, es una fantasía plagada de cierto miedo ) con lo que pueda pasar. Porque lo que continúo viendo en esas fotos de manifestantes ( que obtienen de una manera completamente unánime calificativos de héroes, mártires, etc. ) es mucho velo, mucha barba, mucha chilaba y, en sus miradas ( conclusión a la que he llagado ayudado por los textos de sus pancartas ) rencor, hacia Occidente, más rencor que ilusión por obtener sus reivindicaciones. El mensaje en todos lados es antioccidental. He dicho no sé, he dicho cuidado, he dicho están cerca. Menudos tres actos de valentía de los cuales he dejado reflejo por escrito. Yo, que me he pronunciado veladamente contra el capitalismo feroz, contra los intereses malévolos de las implacables multinacionales, aquí estoy, literaria y retóricamente escondido en un rincón, pues mi organismo está tan acostumbrado al confort occidental, que tiembla sólo de pensar en compartir ese confort con más gente de la inicialmente prevista. Luego no me gusta nada de la manera tan política que están tratando esto los políticos. Qué ibamos a esperar de ellos. Obama, que empieza a parecerme una especie de apóstol de la concordia y el diálogo y el buenrrollismo, y deberíamos aprender, pues es algo de la cultura influída por el catolicismo que no funciona, que lo de la otra mejilla es de gilipollas. Podemos proclamar lo esperanzado e ilusionado que está todo el mundo con que estos países accedan a transiciones que los acerquen a las mieles de la democracia. Y cuando los resultados electorales que surjan de estos procesos, que no es difícil prever que va a ser un generalizado triunfo con mayorías insultantes del tipo de formaciones políticas que todos podemos suponer... entonces qué vamos a decirles... que la democracia nos gusta en Occidente cuando nos permite tener un poco controlado el resultado que genera ?? . Ah !! Claro, nosotros confiamos que a grandes masas de votantes corresponde moderación en los resultados, pues a mayor colectivo mayor aburguesamiento y menos posiciones radicales, pero es que no será así. Esto me recuerda mi actitud con mis hijos, poco democrática por mi parte. Cuando disponen de algo de dinero por regalos que les hacen, yo les digo que empleen ese dinero en lo que quieran, pues es suyo. Pero si me entero que tienen la intención de emplearlo en su integridad en algún fín que no veo lógico ( por ejemplo, todo en juegos para cónsola ), uso el derecho de veto. Así pretendo que se dén cuenta que no todo son flors i violes. Así que sí, egipcios, tunecinos ( y obvio espacio en blanco para añadir a quien se tercie ), votad libremente, pero cuidado a quien lo hacéis, que os sigo vigilando de reojo. Y os vigilo con tropas y con organismos, pero también con las amenazas de desinversiones y de cierre de fábricas, que la deslocalización (perverso eufemismo usado para la palabra traslado, pero cómo nos gustan las polisílabas !! ) está aquí al lado. Y vale que os haga producir toda clase de bienes a precio de risa, que luego venga yo mismo a venderos cobrandoos el gusto y las ganas, porque tú lo hiciste, pero yo lo inventé, yo lo diseñé, yo lo comercializé, yo lo distribuí. Así que muérete de ganas por tener un móvil, o un portátil, o lo que sea, que cuando lo hayas conseguido ya habré conseguido crear otro que te vuelva a sumir en la necesidad, inducida, de tenerlo.
Y espero, propuesta que me he hecho varias cosas, que este blog aparque la emisora de noticias y vuelva a poner música, o cine, o series.

divendres, 4 de febrer de 2011

GRADOS Y REDES

Supongo que todo el mundo aquí debe haber oído hablar de los famosos seis grados de separación. Teoría por la cual cualquier persona en este planeta está conectada con cualquier otra por lejana y poco afín que sea por un máximo de 6 grados. Hasta ahora no he visto caso en que esto no se cumpla, si bién el tiempo que he dedicado a su comprobación no excede de esos escasos ratos muertos ( preferentemente tras constatar coincidencias de esas que te dejan algo perplejo ). Teóricamente todo se explicaría con matemáticas. Partiendo de la premisa que a lo largo de su vida una persona puede llegar a conocer, por distintas vías, de 200 personas para arriba, tirando por lo corto 200 elevado a 6, son 64 billones de personas, que es como cerca de mil veces la población total del planeta. Entonces pienso en esas tribus que de vez en cuando encuentran en el Amazonas, sobre todo, que no han tenido contacto alguno con lo que nosotros entendemos que es nuestra civilización, esos no deben contar. Y vuelvo a pensar, porque los temas de números siempre me dejan un poco fascinado, en cierta teoría sobre la posibilidad de vida extraterrestre basada tanto en la antigüedad del universo como en inmensidad para acabar estableciendo lo poco probable que es que si hay vida fuera de la tierra podamos coincidir, en espacio y en tiempo, para intercambiar experiencias, o lo que sea. Me gustaría, puede que en el fondo lo desease ( no es atractivo un mundo sin Rajoy, Bisbal, la Esteban ??), pero me temo que no. Supongo que un cálculo parecido ha sido el que ha llevado al elevado éxito de Facebook, Twitter y demás. Todo el mundo quiere estar pendiente de lo que hace la gente que ha conocido en algún momento. Somos unos jodidos cotillas.
Mi particular aplicación de esta teoría vendría representada por dos hechos coincidentes en este blog. Cosa que no debería ser extraña pues este blog es endogámico y críptico y cerrado en sí mismo. 
Duran Duran y John Barry. Y ya de paso Grace Jones, icono puntual, y París, ciudad favorita de uno, si bién siempre tiene eso de que no tiene mar, y da igual Francesc, está el Sena, y es la ciudad más portuaria sin puerto, igual que es la ciudad con más tango sin ser Argentina.  Todos están en esta irresistible canción que, allá por 1985, iluminaba todo cuando sonaba. Entrañable, pues los 80 (no los ochenta por hora) no acostumbran a ser una década que considere referencia, pasó por ahí, pero luego vinieron los 90 y la gente no se pone tan pesadita con los 90, y no sé por qué.



dijous, 3 de febrer de 2011

MUCHO PESADO SUELTO

Tras tanta globalidad, un poco de localidad. Tengo la suerte ( a cambio de unos precios, aún, escandalosos ) de vivir en el centro de Barcelona. Nunca he necesitado realizar grandes desplazamientos dentro de mi jornada laboral. Esto lo digo porque supongo que el planteamiento respecto al tema de alguien que viva en, no sé, Castelldefels, y trabaje en Barcelona, debe ser diferente. El caso es que no sé por qué motivo la gente está tan pesada con el tema de los Ochenta por hora. Todas las opiniones más o menos basadas en cuestiones científicas ( y sí, sé que los estudios científicos son hijos putativos y obedientes de las entidades que los financian para que sirvan a sus fines ), acaban resolviendo que tanto por la cuestión medioambiental como por la propia seguridad vial ( y me creo a pies juntillas que las víctimas de accidentes en el área de aplicación del límite hayan descendido, pues no creo que nadie se expusiese al ridículo de falsear este dato ), la medida es un éxito. Entonces, quien está tan interesado en que ese límite salte ??. Tanta prisa tenemos, la tenemos para ir al centro de trabajo o al volver a casa ? Cuántos minutos, promedio, añade ese límite en los desplazamientos de la gente que tanto ha rondinat de esta medida, hasta el punto de elevarla al dudoso honor de baza electoral ??. Poniendo que una persona, emplee, a una media de 60 por hora ( incluyendo recorrido urbano ) una hora y media en desplazamientos diarios, el elevar esa media a los 90 por hora puede que le aporte 30 minutos al día, que es apreciable, pero no sé si lo veo desproporcionado. Y el tráfico lento y los semáforos en la urbe no te los quita nadie. No sé por qué motivo ésto ha pasado a ser importante, lo he visto muchas más veces mencionado o discutido que, por ejemplo, la escasa o nula utilidad que tiene la OTG, antiguo INEM, a la hora de colocar a gente que está en desempleo. Y de éstos ya tenemos más de 600.000 en nuestra querida Catalunya.
Egipto : the chicken goes on. Ahora me entero que unos cuantos han aprovechado para acceder a museos y robar, o expoliar, o en algún caso cargarse obras de arte y momias y demás patrimonio de la humanidad ( supongo que bién conscientes del elevado valor material que esto puede tener ). Y recuerdo a los entrañables talibanes usando cañones para destrozar las enormes estatuas de Buda que había esculpidas en montañas en el Afganistán. Y me viene a la mente una entrañable fotografía en la página 4 de LV de ayer donde una señora ataviada con negrísimo velo ( no me digáis que tipo, sólo sé que apenas se le atisban los ojos, con lo que podría ser cualquiera ), sosteniendo un cartel, en árabe e inglés, invitando a Mubarak a largarse. Negrísimo el velo y negrísimo el panorama, porque ( cuántas veces lo he dicho ) ésto no hay quien lo pare. El gobierno del Yemen también se mira el ombligo, en Marruecos se apresuran a decir que no temen al contagio ( pero se deben pensar que en Marruecos no hay prensa, internet, o que las parabólicas sólo las usan para ver el Barça-Madrid ), pero se apresuran a manifestar voluntades democratizadoras. 
Carezco de la suficiente formación en historia para conclusiones demasiado elaboradas, pero de repente me ha dado por pensar : 1) España, capital Berlín : nos aconsejan medidas, determinan la política monetaria, etc... nos han invadido ya (empezando por Mallorca, la Costa Brava y Benidorm ?? ). 2) El nuevo bloque : acabarán todos los países del mundo islámico homogeneizando su política, uniendo sus intereses, y plantando cara a ese Occidente que tanto les ha explotado ??

Dios, que bién se estaba con la Guerra Fría y los asesinatos de agentes dobles ( o de científicos que habían cambiado de bando ) con puntas de paraguas envenenadas.
Segueix a @francescbon