diumenge, 31 d’octubre de 2010

JAPON 2.0



Justo me entero que en L'Hospitalet hay estos días un salón del manga y el ánime ( y supongo que su versión porno el hentai ). La publicidad subliminal, no decían que estaba prohibida ??. Puede que dos posts sobre el Japón puedan parecerle un exceso a alguno pero la inspiración tiene esos extraños giros.
El turista accidental era una película sobre un escritor ( creo que el protagonista era William Hurt y no sé si también salía Geena Davies la de Thelma y Louise ) dedicado a escribir libros de viajes sin haber pisado los países de los que hablaba. Recuerdo eso y poco más : supongo que la historia se empezaba a ir hacia el tema de que era un tío raro y acomplejado y Geena Davies debía hacer algo para sacarle de esa extraña situación. Retener eso sólo, aparte de revelar el tiempo que hace que la ví, debería decir algo a su favor. Sí : hay películas ( y discos, y libros, y amistades, y tardes y noches de nuestra vida ) que no nos dejan ninguna huella en absoluto. En este sentido, los guionistas de la película algo, aunque fuese ese personaje, hicieron que trascendiera.
Japón crea hasta figuras que creemos que son exclusivas de ese lugar ( diría el engolado, "recóndito lugar" ) del planeta. Los hikikomori son personas que se han retirado voluntariamente de la sociedad. A veces son gente muy joven. Se encierran en su casa, supongo que aún más concretamente en su habitación, y de ahí no salen. Bueno, aquí les llamaríamos de alguna manera parecida a "ermitaños", quizás "anacoretas". La verdad es que me imagino que los hikikomori (todo parece más cool dicho en japonés ), a pesar de esa reclusión, y más allí, deben conservar su ADSL, su acceso, su Facebook o su Twitter, y deben ir haciendo su informe de qué tal les va la reclusión. Pijama limpito, cama hecha por mamá, supongo que la leche con galletas para pasar la tardecita, y venga informar al mundo de lo cruel que ha sido su entorno con ellos para que hayan acabado así. Eso chicos es trampa, las ventanas del mundo siguen abiertas y la luz se cuela por ellas. Así que he perdido la esperanza de encontrarme con un hikikomori. Si anda por la calle es que ya ha dejado de serlo. Procuro evitar a los traidores. Y a los impostores.

A costa de defraudar expectativas diré que lo único que tenía previsto para las palabras bonsai, karaoke, hara-kiri y sushi era mencionarlas, y ya lo he hecho.

Si tuviese que inclinarme por algo que me evoca completamente Japón sería esta canción.
Ryuichi Sakamoto ( el oficial japonés joven ) era uno de los miembros de la Yellow Magic Orchestra, grupo electrónico de gran influencia en toda la escena de Detroit de los últimos 80 que acabó con la inclusión del techno y el acid house. Aparte de protagonizar la película compuso parte de su banda sonora.
A quien me diga que no sabe quién es David Bowie ( el oficial británico no tan joven de pupilas de diferente color tal como mencioné en mi post Thought he was James Dean for a day ) le podría preguntar muy irónicamente en qué parte de la Amazonia profunda ha residido durante los últimos 40 años, o dejarme de ironías y decirle que si tan poco le interesa la música que no sé que hace aquí. No recuerdo que mencione Japón en ninguna de sus canciones, pero obtuvo un gran éxito versioneando a Iggy Pop en China girl.
Y quien canta en esta soberbia canción, que declaro aquí y ahora que, para mí, es una de las 50 mejores de la historia, es David Sylvian. Es muy injusto que no haya hablado de David Sylvian hasta ahora. Tanto como líder de Japan, que, a pesar de su nombre, nunca grabaron ningún disco en Japón, como por su arriesgada y fructífera carrera en solitario. Lo más que Japan se acercaron a Oriente fue grabando Visions of China. La influencia fue constante en su obra. David Sylvian ( veáse sino la imagen ) llevaba una pinta muy ambigua, que acabó inspirando a grupos como Duran Duran. Parecía muy amanerado , está claro que se pasaba empalideciendo su cara, y ese pelo es so eighties, pero contra todo pronóstico acabó casándose con una guapa cantante llamada Ingrid Chávez. Las pintas de los Japan tenían una inspiración clara en The New York Dolls. Su música bebió de varias fuentes : Satie, el glam-rock, Bowie, Roxy Music, cierta música concreta. El grupo se disolvió por diferencias creativas en la absoluta cúspide de su carrera y su potencial creativo. Aún así, poca gente les llegó a conocer por aquí. Nocturnos, experimentales, oscuros, algo turbios, si un día hubiese que echar cuentas habría que ver cuánta música no hubiese existido de no ser por su influencia. ( De hecho, si hiciésemos el mismo ejercicio sobre el grupo alemán Kraftwerk puedo asegurar que mi primera confesión es que este blog no existiría de no haberlo hecho Kraftwerk ).


Hace unos meses, un antiguo jugador del Madrid ( no podía ser de otro modo ), el italiano Antonio Cassano, confesaba, al presentar un libro ( su primer libro ) dónde narraba su vida y las muchas mozas que había conocido, que ya había escrito más libros en su vida de los que había leído. Más que confesarlo parecía alardear de ello. Vaya tela, muchacho. Yo debo admitir que, desde que ando líado con ésto, no consigo reunir el tiempo suficiente para leer un libro como Dios manda. Y mira que he llegado a comprar en estos meses, que se acumulan pacientemente ( los libros son amigos llenos de paciencia ) sobre mesitas o estantes, esperando su día. Ya hablé un poco acerca de mi ilusión por el blog : siempre he sido más de hacer regalos que de recibirlos; por lo tanto sacrifico a gusto no poder disfrutar con el ocio entrante porque ando líado con el ocio saliente. Mañana puede que volvamos a Europa.

JAPON 1.0

Este post, que van a ser dos,  casi está dedicado a Mademoiselle Burlesque. El casi lo pongo porque obviamente cualquiera va a leerlo y ( espero ) a dir la seva. Pero sé que le gusta lo nipón, porque me lo dijo, puede que ella no se acuerde pero yo sí. Y aunque me lo dijo hace ya cierto tiempo, no creo que haya dejado de gustarle. Lo dedicaría por extensión a esas chicas amantes de los flequillos rectos, pero no puedo discriminar a las mujeres por su peinado, faltaría más.

Leí en algún sitio que, hace unos siglos, todo extranjero que se aventuraba llegar a las islas del archipiélago recibía como regalo de bienvenida el ser ahorcado. Así se las gastaban. Seguramente hoy en día más de un hotel de cierta categoría en Tokyo, en Kobe, en Kyoto o en Osaka, te deja en tu habitación uno de esos bonitos arreglos florales ( ikebana, creo que se llaman ). Entre el ikebana y la horca hay que reconocer que hay unos cuantos grados intermedios de sentido de la hospitalidad. Los hoteles en Japón ( destino de vacaciones absolutamente elitista dada tanto su lejanía como lo caro que es todo allí ) me da la impresión que son todos como el que sale en Lost in translation. Es una película que suscita comentarios. Hay gente que la encuentra aburrida y lenta, y un poco vacía de contenido. No soy de ésos. A mí me gusta mucho, incluso le encuentro referentes estéticos que no he leído ni siquiera en sesudas críticas : su tratamiento de la nocturnidad en la ciudad me recuerda escenas de Blade Runner, y veo otras referencias, por ejemplo, cierto tipo de cine americano ( el de Alan Rudolph ) en las escenas en el bar del hotel. Y luego me encanta ese personaje de Bill Murray. Creo que hay que comprender que en las películas, como en la vida, en la música, en muchas cosas, no todo el rato tienen que estar pasando cosas. Los silencios también cuentan. O nadie disfruta de esos cinco minutos en el sofá ( o en el banco del parque ) mirando a las musarañas.


Sí : yo tambien pienso que es una pena que Scarlett Johansson ande sola por ahí. Por cierto, la música es de Air. Quien no se acuerde que mire en mi post Love is in the air. La fecha ? Buscad, so vagos.

En el distrito megapijo de Shibuya las tiendas de Sony tienen entre sus productos esos curiosos perros-robot que puedes usar de mascota ( si estás lo bastante colgado ). También están todas esas tribus tan propias de Tokyo - las Lolitas colgadas por el manga y el ánime, con sus imposibles combinaciones de ropajes góticos, complementos de Gucci y LV, y todo tipo de gadgets tecnológicos. Desde luego no parece que vayan a ahorcar a los extranjeros que se aventuran por ahí, y lo de aventurarse ya es decir porque la seguridad es absoluta. Supongo que la influencia occidental debe venir un poco del duro correctivo que representó para ese país la derrota ante los EEUU , tras Hiroshima y Nagasaki. El país bajó la cabeza, aceptó, con elegancia y dignidad, su derrota. Los americanos establecieron ahí unas cuantas bases, y a otra cosa mariposa.
Leí Tokyo blues de Haruki Murakami y no me gustó tanto como deducía del entusiasmo crítico. Supongo que una traducción del japonés debe ser difícil a la hora de transmitir cierto sentido poético. Hay mucha angustia adolescente ahí, un halo de decepción y desencanto permanente que gravita sobre las páginas ( y a mí me agobió ), es como El guardián entre el centeno al revelar ese sentimiento, pero al menos en el libro de Salinger la gente acaba viva. De todas maneras daré otra oportunidad al libro.


Una mexicana me dijo que odiaba oir cantar en japonés cuando le puse esta canción. Curioso cóctel.

Cuesta diferenciar japoneses y chinos. Más ahora que hay tantos chinos conviviendo con nosotros ( qué correcto me ha quedado ). Creo que a los lugareños nos parece que los japoneses son tíos muy formados y muy educados que dirigen Nissans, Toyotas, Sonys y Hitachis, que por tanto tienen pasta y gustos caros. Los chinos no los vemos así, los vemos más bién como lobbies turbios que, con extrañas estratagemas en cuyas teorías siempre aparece la palabra mafia,  se cargan las tiendas multiprecio, los bares, las panaderías, y véte a saber que será lo próximo. Japón es tecnología punta y sofisticada, China es baratija y cutrez. A eso no le llamemos racismo, es puro clasismo. Aquí no nos gustan los de fuera, pero si tienen cuartos, las cosas cambian y podríamos hacer una excepción.



divendres, 29 d’octubre de 2010

THOUGHT HE WAS JAMES DEAN FOR A DAY


6Q : he de parafrasear a Bolaño, que total, ya no va a denunciarme :
"A veces eso es un amigo : la silueta de un dinosaurio que atraviesa un pantano y a la que no podemos asir ni llamar ni advertirle nada. Son raros los amigos : desaparecen. Son muy raros : a veces, al cabo de muchos años, vuelven a aparecer, y aunque la mayoría ya no tiene nada que decir, algunos sí que tienen algo que decir y lo dicen".
Tenía que ponerte ésto, que seguro que te ha puesto un poco tierno, antes de darte el disgusto : como le pasa a Mademoiselle, no acabo de sintonizar con los musicales ( así que imagínate si se trata de un musical añejo ). Particularmente me irritan ( nueva palabra que, como perpetrar, tenía pensado colar al primer pretexto ) esos puntos en que la acción convencional se interrumpe para dar paso a la cancioncilla de turno. Porque siempre me parece que el canta hace el panoli ( si además se pone a bailar dando saltos inverosímiles dentro de una habitación, eso puede superarme ) , y eso no hay quien me lo quite, ha arraigado en lo más hondo de mi personalidad, tan hondo como empezar siempre a afeitarse por el mismo lado, tan hondo como el vistazo final a la habitación del hotel que abandonas y que sabes que va a ser muy difícil que regreses justo allí. No ví Chicago, debería pero tiene muchas delante - ahora estoy viendo El caballero oscuro y está bastante interesante. Ví hace muchos años Cotton Club, qué quieres que te diga, ví Cabaret, esa sí me gustó, pasados unos años tiré el dinero viendo una versión cantada por Nina en el Novedades ( ejemplo claro de que el más pintado tiene turbios detalles que emborronan su pasado ). Pero por lo general, como buen individuo binario, si quiero ver cine pongo una película, si quiero oír música pongo un disco. Mezclar placeres tiene sus cosas.
Pero no hablemos de lo que nos separa, vayamos a lo que nos une.
NY es una ciudad famosa por varias cosas
a ) una buena amiga, que se comporta mucho como tal, me trajo una camiseta para mi hija,
b ) sus musicales.
Allá por los primeros 70 era un hervidero de corrientes culturales, contraculturales, pseudoculturales, etc. The Velvet Underground editaron su disco del plátano. Se desperdigaron. Quien más aprovechó su posterior carrera en solitario fue Lou Reed. Mi primera toma de contacto con Lou Reed fue a través de la versión en directo de Sweet Jane, bastante eléctrica, luego me enteré que cantaba una canción que se llamaba Heroin. Me infundió un cierto respeto, parecía, con sus sempiternas gafas de sol, un tipo duro. Luego leí leyendas varias, como la de que los ojos bicolor de David Bowie son por su culpa, pues le sacudió un puñetazo, otras de las que no me acuerdo pero nunca me ha molestado en comprobar. Ahora es un tío normal, casado con Laurie Anderson, que si yo tuviera más mala leche diría que parece un equivalente nuyorker de Agatha Ruiz de la Prada, pero no lo diré (...). No lo miréis de lado, son puntos suspensivos. Publicó una broma pesada hacia la industria musical : Metal Machine Music, disco sin fín, lleno de ruido blanco sin ningún sentido. Pero no os voy a torturar con eso. La ilustración que encabeza este post es la contraportada de Transformer ,obra magna de Lou Reed. Justo antes de escribir este post, os lo juro, he caído en la cuenta que igual no hay que traducirlo por transformador sino por transformista. Si no, dejando al lado al caballero con pinta de macarra y ostentosísima erección, no dudáis un poco de la identidad sexual de la dama de al lado. Lejos de delirios eléctricos o industriales, Transformer podría definirse como un disco prácticamente de música de cabaret. Suena el piano, suena el saxo, suena el clarinete. Cuando suena una guitarra ( por cierto la de Mick Ronson ), suena breve, contenida. La producción, de David Bowie, exacta, rica sin exceso. Y varias de sus canciones son clásicos absolutos, algunas (Walk on the wild side) tan oídas que parecen estereotipos. Pero bucear en esa música, en esos hipnóticos himnos dedicados a personajes poco recomendables, es una experiencia que no puedo dejar de recomendaros.

El satélite del amor : y Mademoiselle, sepa que los bom-bom-bom en los coros son de David Bowie, que hasta en las voces ayudó el hombre





ME PROMETI A MI MISMO NO HACERLO

Pero también dije que me apuntaría a un gimnasio, que dejaría la Coca-Cola ( no soy Daniel Johnston, que se bebe cinco litros al día ), que llamaría a los amigos en vez del socorrido SMS para los fines de año, que leería otra vez 2666, que vería otra vez The Sopranos...incumplimos tantas promesas que nos hacemos, ya no te digo las que le hacemos a los demás, que no va a venir de ésta :

Hablaré de la visita del papa. Ayer ví un autobús con un anuncio "Benvingut Benet XVI" : también en castellano, faltaría más. Pagado por los E-cristians. Os voy a hablar de un E-cristian que conozco bién, aunque no mencionaré su nombre, fundamentalmente porque no creo que me lea y tenga su turno de réplica. Cuando mi mujer y yo supimos que estábamos esperando a nuestro segundo hijo, nos quedamos un poco desconcertados, pues fue algo inesperado. No era algo planeado. Así que dudamos. No teníamos claro si en ese momento nos era conveniente seguir adelante. Teníamos todo el derecho. Tomamos la decisión de seguir adelante, y bién que hicimos, pues el muchacho es una maravilla. Pero la otra decisión que hubiésemos tomado, también hubiese sido nuestra decisión. Somos libres, un día bebemos agua y otra vino. No lo quiero banalizar, pero las opciones que se te brindan son las que son. En esa época mi mujer trabajaba para una agencia de valores bursátiles. Su jefe supo de sus dudas y la incitó a seguir adelante con el embarazo, pues había que apechugar con lo que se hacía y otra serie de raídos motivos. No lo hicimos por su influencia, claro, pero el hombre incluso nos dijo que apadrinaba al niño si era necesario, pues el aborto le parecía un crimen. Pasado un año y medio, este hombre despidió a mi mujer pues los beneficios del negocio habían descendido considerablemente como consecuencia de la crisis post-11S de los mercados financieros en todo el mundo. Este hombre era un E-cristian.
Aunque estemos terriblemente influenciados por su bagaje cultural, por el mero hecho de ser europeos, a mí la religión católica no me gusta. Quizás no sea la que menos, pero no me gusta. El hombre éste va a venir aquí a Barcelona a que se le dore la píldora y se le pasee y se la aplauda ( y añadirán los del barrio de mi niñez de la Sagrada Familia : "a que no nos dejen entrar o salir tranquilos de casa durante algunos días"), ésto nos va a costar dinero y molestias, a todos; según no sé quién, es el mayor acontecimiento en BCN desde los JJOO del 92. Venga ya, por favor, no jodamos. Cómo podemos venerar y saludar a este tío, que es el que deja que la gente coja el sida porque no permite ponerse una gomita. Quién es para decirle a la gente con quién y para qué han de echar un polvo si les apetece y no hacen daño a nadie. Por qué no dedica esos días, y nos ahorra el placer de su visita, a arreglar y poner orden en el nido de peredastas en que se ha convertido su parroquia.
Casualmente, o no, en USA ha florecido un movimiento de músicos con un potente vínculo relacionado con cierta fé cristiana. Como son muchos, lógicamente ha salido alguno que es bueno. Entre ellos reluce Sufjan Stevens, al cual el RDL de Noviembre dedica su portada. No conviene juzgar la música por la ideología o la creencia de quien la hace. Aún me dan arcadas de recordar las pretenciosas y pedantes y recargadas respuestas de la entrevista a Sting que sale hoy en La Vanguardia. Poner música sinfónica a las canciones de Police ( para envolverlas y venderlas, eso sí ), qué asco.

Así que en esta entrada de pomeriggio y, con posibilidades de regresar esta noche, remataré con dos canciones con poco que ver.

Los Pulp, que ya tardaban en aparecer, con una elegante pieza que Jarvis Cocker empieza con esta, adecuada para este fin, frase : I'm not Jesus 'though I have the same initials para rematar con I have to make this water wine, but it's impossible

http://www.youtube.com/watch?v=93rhlneqysQ

Y, sabiendo que alguno se echará las manos a la cabeza diciendo qué coño hace esta aquí una muy sensual y desinhibida ( y por tanto pecadora ) Britney Spears, con un absoluto bombazo (y por supuesto una de las pocas canciones que me gusta de ella ). Para que veamos que se puede aprender de los hijos : el parón en el 0:58 y en el 1:56 más el uso del Auto-Tune son hallazgos !!

dimecres, 27 d’octubre de 2010

MENTIRAS QUE SE INTERCALAN PARA DAR COHERENCIA A UN CONJUNTO

En la plenitud de su fecundo período creativo ( el que se extendió de 1985 a 1993 ) los Pet Shop Boys no dudaban en usar dos, o tres, líneas melódicas en la misma canción. Dilapidaban talento ( quizás justo ahora se estén arrepintiendo de no haber guardado algo de ese talento para el día de hoy ) en caras B, en temas ocultos, mostrando al mundo, como dijo Phil Oakey : you know your worst is better than their best.
El próximo fin de semana vamos a entrar en el horario de invierno. Eso quiere decir que, hasta abril o así, a las 6 será de noche. Me gusta la noche, pero no tan pronto. Como dije un día, con los años me he vuelto diurno, luminoso, soleado. Me gusta Barcelona, a la que le debo un post, porque es bonita de día, incluso en esos cada vez más escasos días grises y lluviosos, y no está mal de noche, cuando ves las luces en la falda del Tibidabo y en Cerdanyola y en Collserola y piensas qué hace la gente que imaginas metida ahí. Entonces piensas que estás bién en casa, pero no te importaría salir a dar una vuelta en esa, hora incierta ( entre las 10 y las 11 de la noche ) cuando no tienes muy claro si la gente que te cruzas va o viene. A esa hora es mi ego el que sale a pasear.
Antonio Carlos Jobim seguro que amaba su ciudad. Imagino que era Rio de Janeiro, cual si no. Sin molestos paseos marítimos llenos de macarras alardeando de coches, se sentaba en una terraza, en cualquier silla, sorbiendo despacio una bebida fría, suave, ligeramente alicorada, pero con una potente base de zumo de frutas, de frescas frutas. Venía un amigo y quizás traía su guitarra. Bebía un sorbo, dejaba el cigarrillo en un canto de la mesa, improvisaba unos acordes. Alguien pasaba, con un balanceo que parecía mecer la brisa del oceáno, se paraban, miraban, sonreían, comentaban, sorbo, pedían un lapicero al amo de la terraza, apuntaban descuidadamente alguna frase, algunas notas, en cualquier papel.
El sol se ponía y ahí seguían. Quizás algún día se lo tomaban más en serio y conseguían que alguien les prestara un estudio, con su piano y sus músicos profesionales. Les enseñarían todas esas canciones, ligeramente similares entre sí, pero no, esos matices que las diferencian las hacen todas geniales. El ritmo es suave, es un ritmo perezoso porque cuesta mucho levantarse. Las letras son melancólicas, pero no tristes. Echas de menos a esa garota que pasó ante tí, pues sabías cuando se alejaba que lo más posible, lo casi seguro era que no volvieras a verla nunca más. Un amor efímero, una amistad para toda la vida. En alguna habitación de un pequeño apartamento, echado en la cama, viendo las aspas del ventilador del techo marcar el compás de una noche calurosa, dio una calada a su cigarrillo y no pensó que el mundo estaría a sus pies, no lo pensó, pero debería haberlo hecho.


y este monumental himno ( ese saxo !! ) a las historias de amor imaginarias


dimarts, 26 d’octubre de 2010

DONDE NO LLEGUE YO, LLEGARA 6Q



Ya sé que estoy pesadito pero resulta estimulante ( ya lo he dicho varias veces ) recibir esos refrescantes comentarios que refuerzan la red de influencias, que te hacen sentir que al otro lado del hilo hay gente a la que le das el suficiente input para obtener respuesta, para clickar en comentario y decirse a sí mismo : ahora qué le pongo a este tío.

Esta es la situación : reunido conmigo mismo, previa ronda de consultas más o menos tendenciosas con amigos y amigas reales y virtuales, decidí, el pasado domingo, cambiar algo las cosas. Largo de explicar, y he de saltar partes, pero uno de los temas es : debo intentar ser menos negatifo. Y la verdad es que me está resultando difícil, de momento, encontrar temas e inspiración en algo que no sea mi clásico varapalo a alguna de mis (excesivamente numerosas ) fobias. En qué me convertirá esto ??. No sé. Me viene a la memoria cierto capítulo de Friends dónde todos mencionaban a un amigo muy divertido, al que invitaban a una fiesta para comprobar que se había convertido en el mayor muermo del planeta : simplemente había dejado de beber. Seré un tipo diferente si no supuro un par de barriles de bilis en cada estrofa ??. Seré el muermo de la fiesta ?? Vosotros diréis.

Y de ahí el título : 6Q mencionó Trainspotting : ya la he recordado alguna vez, pero para mí Trainspotting es un ícono. De hecho, es de las pocas películas en que he caído en la trampa de la Edición Especial en DVD - otra es Apocalypse Now, otra es Donnie Darko, y me pasé como cinco años esperando algo que nunca llegó : que Tarantino se decidiese a empalmar Kill Bill I y Kill Bill II en una utópica nueva historia con escenas extras y esas cosas que tan de cabeza nos traen a los fetichistas.
La edición especial de Trainspotting no es que tuviese muchas cosas, pero mencionaría una toma especial de la famosa entrevista de trabajo a Spud ( por cierto, clavado al segundo entrenador del equipo de fútbol de mi hijo ) , aunque esta vez se la hacen al mismísimo Renton y le preguntan por los saltos temporales que su CV muestra.
En su momento se críticó su excesiva crudeza y cierta ligereza en el trato de las adicciones a las drogas duras : me aburro, luego me chuto. Quien les diría que, pasados unos años, un par de angelitos como Pete Doherty y Kate Moss lanzarían eso del heroin chic. Para heroin chic las prostitutas yonquis que veo cada mañana cuando paso cerca del cementerio de Montjuïc con el coche, camino del despacho. Quién puede acercarse a éso. En todo caso, desde su dinámica escena inicial, pasando por cada una de sus memorables situaciones, acompañados de esa voz en off...yo elegí no elegir...

La entrevista de trabajo a Spud
La dieta de Renton para la prevención del mono
El WC más sucio de Escocia
La sábana donde durmió Spud
Las poses macarras del amigo del bigote ( de ése no recuerdo el nombre)
La obsesión por James Bond ( de otro del que tampoco lo recuerdo )
Atomic en la discoteca ( la música ha cambiado )
La curiosa casa de la chica que se cepilla Renton
La sobredosis, la puerta del hospital ( y Lou Reed cantando de fondo)

En fín, consciente que soy de los curiosos engranajes que me unen a las cosas que me gustan ( como retener diálogos en las de Tarantino ), no recuerdo retener con tanta nitidez detalles de muchas películas. Pensaba, pues, que era yo. De hecho, hasta hace una horita, pensaba que hoy volvería a daros el salto. Pero un socio me lanzó esta asistencia.


diumenge, 24 d’octubre de 2010

THE QUEEN IS DEAD

La Vanguardia : periódico barcelonés al que soy fiel hará como unos 25 años, aunque sigo recriminándole dos cosas : me sobran, y mucho, sus imparciales páginas de religión, y me sobra, aún más, que una cabecera tan transversal ideológicamente mantenga la rancia costumbre de recordar constantemente el título nobiliario que su editor, Javier Godó, ostenta. Eso no me cuadra. Me gustan otras muchas cosas, eso sí : su tratamiento de temas económicos ( aunque mi desapego últimamente me hace saltarme esas páginas, sobre todo el fin de semana ), su suplemento Cultura/s de los miércoles, el suplemento Es del sábado, sus críticas de música del domingo, su crítica de TV del sábado.
Este fin de semana me ha ayudado a aclarar una pequeña errata que contenía mi post sobre el pintor Paul Klee ( por cierto, bárbaro el eco de mis posts sobre libros y arte...sólo sabemos poner música y videos, gentecilla ?? ). Los nazis llamaron al arte de Klee ( y al de otros pintadores de monigotes como Picasso, Ernst, Van Gogh... ) "arte degenerado". Leer el artículo de ayer sobre esas 20.000 obras de arte robadas y vejadas, muchas de ellas destruídas y desaparecidas me puso los pelos de punta. Recordemos cada día o cada semana ese episodio de horror, no lo olvidemos por si accedemos a ciertos caminos que puedan acercarnos a repetirlos.
6Q : no me da urticaria el cine añejo. Me dan mal rollo esos doblajes con voz en off que recuerda al No-do. Me cuesta, pero lo intento. Ahí me das sopas con onda, lo sabes, y que lo sepa todo el mundo. Así que de planos secuencia te puedo aconsejar dos, seguramente falsos pues deben ser gracias a la edición digital, de cine contemporáneo ( el inicial de La habitación del pánico de David Fincher, y el también inicial de Moulin Rouge de Baz Luhrmann ). Sobre Moulin Rouge ( que imagino le gusta a Mademoiselle Burlesque, a ver si este comentario la anima de una vez a mostrar indicios de su presencia y a zurrarme por mis comentarios sobre Millenium ) debo decir que comprendo la división de opiniones que suscita. Yo mismo diría que me parece una muy buena película con varias secuencias ( la del can-can a ritmo de Nirvana ) completamente insoportables. Pero su trasfondo de romanticismo ochocentista, y el hecho de que Paris es mi ciudad favorita del planeta, decantan la balanza. Más : La nuit americaine ( nombre de un recurso cinematográfico ), Fahrenheit 451... cómo te gusta Truffaut ( tengo para ver Les 400 coups, y no sé por qué me encantó L'homme qui amait les femmes y Vivement le dimanche ( lo habré puesto bién??)).
Más turnos de réplica : cada uno tiene sus propios gustos, que hay que respetar, claro. Estoy seguro que no sintonizar con los míos, pues reconozco que tengo una auténtica amalgama de prejuicios y muchas veces puedo venerar tanto a un artista por sus buenos discos como odiarlo por los que no lo son. Lo único que aquí es roja directa es la basura de OT y derivados. Esa es la puerta para ir a la calle ( pero analizaría cada caso).
Por qué The Queen is Dead ??. Llevo unos cuantos días con comentarios sobre grupos y artistas realmente ya maduritos. Nada en contra, pero hay que renovarse ( programada para mañana una entrada de grandes promesas ). Así que hoy hablaré, y corto por unas semanas ( o no, voy a hacer lo que me apetezca, claro ) con los mitos de los 80.
The Queen is Dead (que me va al pelo como doble sentido, pero que ya de paso aviso que algún día también hablaré también de lo mucho que adoro la monarquía y a los borbones ) es el gran disco conceptual de The Smiths, banda británica que entre 1983 y 1990, o por ahí, cuando se disolvieron, dominó el espectro pop tanto a nivel artístico como comercial : eran la trilogía dorada del indie : Smiths, New Order y Depeche Mode. The Smiths eran un grupo dominado casi despóticamente por el sonido de guitarras, sobre todo rítmicas, gracias a Johnny Marr, acompañando al quizás excesivamente amanerado Stephen Morrissey ( que luego empezó una carrera en solitario que no me ha interesado para nada... ). Yo me compré, en 1985, un cassette en Andorra con Hatful of Hollow, recopilatorio de todos sus primeros singles y caras B. Tenía un aparato con auto-reverse y lo ponía y me lo zampaba todo de una sentada. No tenía mucho dinero para comprar muchos discos así que los pocos que me compraba los devoraba con fruición. El disco empezaba con William, it was really nothing y acababa con las mandolinas de Please, please, please, let me get what I want. Tenía como unas 18 canciones, la mayoría de ellas ( excepto How soon is now ) píldoras inmediatas de pop enérgico y nervioso, a veces rápidas, otras veces más introspectivas. Me las sabía casi todas de memoria, con su espartana producción y la voz de Morrissey al 100 %, en plenitud y en esos un pelo irritantes grititos. Y nunca unas guitarras habían llegado ahí.
En esa época ( 21 añitos, pero qué esperábais ) tenía claras bien pocas cosas, y ese disco me ayudaba a coger el tono : rabia en las rápidas, reflexión en las sosegadas. Lo puse tantas veces que cuando se me pasó la tontería, quedó asociado al momento, y cada vez que he intentado ponerlo seguido desde entonces, simplemente no ha funcionado. Será el perro de Pavlov, será la magdalena de Proust, los mecanismos y asociaciones de la memoria funcionan así. Es un gran disco, enorme, que en el cajón de mi cerebro está en un rincón criando polvo, quizás al lado de algún veraneo, quizás encima ( o debajo ) de alguna novia en la que a veces piensas. Pero me temo que va a seguir ahí.






dissabte, 23 d’octubre de 2010

LA MADEJA DE REFERENCIAS

Nadie ha leído aún mi post de ayer, así que será pronto para saber qué pensáis ( los que os molestáis en pensar algo, claro ) sobre Björk. Caí en la cuenta de que el vídeo de Bachelorette lo dirigió Michel Gondry, que luego, como muchos ( Anton Corbijn o Spike Jonze serían otros ejemplos ), saltaron a las más serias arenas de la dirección de películas.
La película más conocida que ha dirigido Michel Gondry es Eternal sunshine of a spotless mind, la cual nuestro amigo el traductor al castellano bautizó como Olvídate de mí. Siendo benévolo con el hombre haber usado el literal El eterno amanecer de una mente sin referencias no sé si hubiese alejado aún más del visionado de la película al espectador medio. La protagonizaba Jim Carrey junto a Kate Winslet, lo cual en manos de otro director debería haber significado taquillazo, pero no, la película era rara de narices, la historia más o menos comprensible pero quizás más brillante en su concepto que en su ejecución. Hay que verla y opinar. Kate Winslet lleva el pelo más horroroso que una actriz haya aceptado llevar en cualquier película conocida. Jim Carrey no hace ganyotes, lo cual resulta curioso. La música es de Jon Brion y la influencia pop del director evidentemente sale a la luz. Michel Gondry formó parte, en su Francia natal, de una banda de pop. Allí empezó a hacer sus vídeos y a trastear con las infinitas posibilidades de la edición digital y los trucos que los ordenadores pueden obrar sobre las imágenes. Algo de eso se veía en el vídeo de Bjork. Pero la obra de este tipo es digna de mención :

El original : Cómo convertir piezas de Lego en la bomba


La copia ( o sea, éste no es Gondry ) : Cómo fusilarlo con dados, aunque está igual de bién y la canción es excelente


Cómo sincronizar música y paisaje, y de paso, exorcizar esa obsesión del viajero en tren de ver pasar el paisaje por delante de tus narices.


Y el súmmum : una sola toma de cámara , aunque el vídeo es muy superior a la canción. Pero imaginad con qué precisión este tío consigue estos efectos en justo cuatro minutitos.


Kylie Minogue está realmente guapa en este clip. Poco más tarde se le diagnosticaría su enfermedad. Por esos tiempos unos estudiosos de no sé qué que seguramente no andaban con mucha faena llegaron a la conclusión de que Kylie Minogue era técnicamente en proporciones la mujer más perfecta del planeta. Nada que oponer, en un principio, yo no hago estudios de ésos. Si que es chocante que emitiesen ese juicio tan sesudo tratándose de una chica que apenas debe llegar a 1,55 ( o sea, para los ingleses, con sus sitemas métricos capaces de volver chalado al más pintado, unos 5 pies justitos ). Pero como digo, nihil obstat , más bién de acuerdo pues siempre he sentido debilidad por las chicas pequeñitas. Kylie Minogue fue considerada durante bastante tiempo como la más seria oponente al trono de reina del pop que ostenta Madonna hace montones de lustros. Madonna la que siempre es comentada por reinventarse y adaptarse a las corrientes y bla bla bla. Ni fred ni calor. Puede que hable de Madonna algún día por esa transversalidad que tiene con mi generación. Pero también puede que no. De Kylie Minogue recuerdo contadas cosas que se han quedado clavadas en mi memoria.

Dicen que Michael Hutchence ( cantante de INXS que se suicidó y por ese entonces su maromo ) le dio a probar su primer ácido y eso la hizo renunciar a su pasado de estrella teen para dar un enfoque más adulto a su carrera. Por cierto algo le debió fallar en el suicidio a este hombre pues no consiguió la fama y la celebridad de otros.

Dicen que Nick Cave ( ojo con éste, lo de éste es una adicción a la heroína de largo recorrido ) se la benefició en las sesiones de grabación de Murder ballads donde cantaron a dúo Where the wild roses grow.

Dicen que el zumbado de Bobby Gillespie (líder de Primal Scream, otro politoxicómano - pero qué amigos te buscas, Kylie ?? - cantante de una banda quizás ya un poco estereotipada pero indudablemente con su respeto bién ganado ) la hizo sonrojar públicamente, cuando le preguntó en medio de un programa de TV qué pensaba del hecho de que la mayoría de los adolescentes británicos la usasen para sus fantasías masturbatorias.

Luego me ha decepcionado tomando el fácil y rentable camino de la moda ( diossssssss, imagen de Tous, como la repelente duquesita de alba, ejemplo de chica bajita que me repele ), renunciando a una carrera musical que tanpoco era nada del otro mundo. Ahora sale con un modelo de Tossa de Mar, y parece que no le preocupe ya nada más que vivir, despues del susto que se llevó. Puede que haga bién, claro que sí.




BJORK EN EL LOMO DE UN LIBRO

Antes de la Europa unida, allá por los finales de los 80, ser islandés venía a sonarnos como ser de Bután ( que quien quiera busque dónde está Butan, pero ya os digo que no es famoso por su gas ... perdón por este gratuito chascarrillo ). Sobre esa época, en uno de esos decadentes y desaparecidos programas musicales de los sábados por la tarde, donde los grupos de lo más variopinto salían promocionando sus discos mediante bastante patéticos playbacks, ví a los Sugarcubes cantando "Deus". De Islandia - mal traducida pues en inglés sería Iceland - tierra del hielo -, unos cuantos tíos con pinta de sonados ( qué otra pinta pueden tener : país volcánico, isla a un porrón de kilómetros, poca vegetación y un frío que arronsa la tita ), y al frente Björk Gudmunsdöttir, con su graciosa pinta de elfo semi-esquimal y esa voz que generó la clásica división de opiniones fascinante/inaguantable. No hay punto medio.
Como era de esperar con un signo distintivo tan notable, Björk no tardó en lanzarse a una carrera en solitario. Con el exotismo de su orígen por bandera, más el incondicional apoyo que cierta high class de la música british ( Nellee Hooper, Marius de Vries ) se prestó a brindarle como su preferida . Sus primeros cuatro discos fueron sucesivas secuencias de un muy merecido crescendo creativo : Debut, Post, Homogenic, Vespertine. Todo lo que tocaba se convertía en oro. Era una musa absoluta y una especie de star-system alternativa, pues en esa época ( sobre el año 99-00 ) incluso se la veía sexy, a la manera casi esquimal de ser sexy. Puso de moda muchas cosas, cierto estilo capilar, cierto gusto por los jerseys de-construídos. Todo el mundo buscaba su sombra. Creo que llegó a tocar en el Palau. Por esa época, 93-94 en adelante (cuando salió Debut ) yo empezaba a estar un poco decepcionado del declive que los Pet Shop Boys empezaban a trazar, así que Björk me gustaba, y mucho. La ví en un concierto cuando el Razzmatazz era aún el Zeleste. La teloneaba Goldie, su por entonces novio. Los dos conciertos fueron extraordinarios. Editó la banda sonora Selmasongs de una película que protagonizó, llamada Dancer in the dark, dirigida por Lars Von Trier ( no la recomiendo mucho : es la película oficialmente llorona de Lars Von Trier, prefiero, y con mucho, Dogville, la película oficialmente hijaputa  de Lars Von Trier ). El mundo estaba a los pies de Björk : salió desfilando en Pret a Porter de Robert Altman. Era el must y tenía un merecido y compensado equilibrio de aclamación crítica y razonable nivel de ventas. Buena y famosa : como una Madonna que no te importaba reconocer que te gustaba. La fría reina del Cool.
De repente, a principios de milenio, va y graba dos discos de esos que no sabes por dónde agarrarlos. Médulla, sin instrumentos, sólo con voces, con una especie de grupos dedicados a hacer ruiditos con la boca imitando tambores, percusiones. Primera desbarrada, está claro que ya está lo suficientemente forrada y no le hace falta vender cantidades de 7 cifras. Pero claro, eso no hay quien lo aguante. Su voz es importante, pero a palo seco, difícil de digerir. Luego una banda sonora, debo confesar que ni siquiera me apetece entrar en Wikipedia a mirar el nombre, que supongo que mi inconsciente ha hecho que olvide : ruidos de ballenas, instrumentos japoneses puestos para epatar ( o sea, sin ninguna gracia y con muchas pretenciones ), gorgoritos sin sentido. No, no y no. Creo que está bién que el artista disponga de libertad creativa y la administre a su antojo. Pero ( igual que dije de la técnica ) la creatividad no tiene por qué llevar aparejado el talento. Aún así, no está nada mal :  no cualquiera puede alardear de las cuatro obras maestras que son sus cuatro primeros discos. Ahora, la pobre, parece que sólo sirva para que las revistorras cutres estilo Cuore y QMD se rían de las espantosas pintas que se gasta para acudir a determinados eventos. Parece una especie de mezcla entre la gallina Caponata y una Agatha Ruiz de la Prada que se ha metido dos ácidos.

Paseando por la encantadora librería Bertrand, de dónde debo confesar que me ha sido imposible salir sin pasar por caja y llevarme algo, me fijé en un libro con un título algo así como 1001 discos que hay que escuchar antes de morir. En el lomo, en un tamaño considerable pues es un libro rollizo, figura la foto de un disco de Björk,  no consigo recordar cual pero obviamente uno de los cuatro primeros.  Me resulta chocante. Libros como ése acostumbrarían a usar, no sé, a U2, a Coldplay, puede que a Radiohead, pues usar a los Beatles o los Stones o Dylan les daría un aire añejo poco recomendable comercialmente. Pero Björk, esa elección, resulta muy curiosa. Ahí la tenéis, a una altura a la que nunca más volverá.


dijous, 21 d’octubre de 2010

ALL THE LEAVES ARE BROWN AND THE SKY IS GREY

Una larga noche en urgencias ( resuelta felizmente ) más una larga noche en la cama. Ese es el motivo. No vuelvo porque no me he ido. Dos cosas y se acaba la endogamia, que hay que ponerse al día. Gracias a quien me pregunta cuando no me paso por aquí, o me pide que escriba. No sabéis lo bién que eso me hace sentir, y es gratis. A 6Q : ya tardas con tu blog, pero mientras tanto tienes cedido el 15% de éste, es lo mínimo.
En los años 70 Queen publicó 2 discos consecutivos con curiosos ( y elegantes ) títulos. A Night at the Opera y A Day at the Races. Para completar el guiño las portadas eran bastante parecidas, la primera en blanco y la segunda en negro. No me gusta mucho Queen : quiero decir que siempre encontré a Freddie Mercury un pelín excesivo ,y los otros me parecían sus comparsas. Decididamente no los mencionaría como una influencia en mi cultura musical, pero debo reconocer que, sobre todo el primero de esos discos, sonaban mucho en casa gracias a mi hermano, y oirlos tiene un cierto efecto flash-back que no me resulta desagradable. A Night at the Opera contenía Bohemian Rhapsody, canción absolutamente clásica, paradigma por sí sola de todos los excesos que constituían el estilo Queen : no creo que haga falta colgar el link con el Youtube pues lo normal es saberse la canción casi de memoria, con su arranque ligeramente melancólico ( alguien diría otoñal ), su intermedio bombástico, su arranque de guitarras y su calmado y triste final. Puede ser que sólo esa canción justfique toda la carrera del grupo.
Ese estilo de música ( agresivo pero sin pasarse, con cierto aire progresivo pero a la vez asequible ) acabó degenerando ( no con Queen, ellos siguieron a su rollo unos cuantos años ) en un curioso estilo musical llamado AOR ( adult oriented rock ). La palabreja da miedo : rock orientado a adultos. O sea : jóvenes abstenerse. Se trata de no pasarse con la rapidez ( es decir, las baladas y los medios tiempos son bienvenidos ), se trata de buena grabación y buenos músicos de estudio, se trata de que esos adultos oyeran esa música en algún buen equipo de hi-fi o aparato de radio ( muy en especial en un buen automóvil ), que para eso hace unos años la FM era lo que molaba. De hecho muchas emisoras actuales ( Kiss Fm, Rac 105 ) se nutren mucho de este tipo de música, que como mucho te aburrirá, si abusas de ella, y no llega a ofenderte en exceso. Alguno le quitará a sus hijos el insufrible Cd de Lady Gaga y les pondrá ésto : niño, esto sí que es música... Eres un adulto, coño, no un carcamal, por lo tanto oyes REO Speedwagon, Styx, Journey, Steve Winwood, Billy Joel, Peter Frampton, Michael Bolton, Chicago, y no olvidemos a los Dire Straits, que sin ser 100 % eso sí que representan cierto arquetipo. Música que no moleste y que suene bién en tu equipo. Para rendir un homenaje final, os pondré ( ahora sí) uno de los íconos de este estilo : no digo ni el título :


Glups, el día 7 viene el señor del Vatícano ( yo sólo llamo padre a mi padre ), y parece ser que se va a montar un poco de cirio. Yo ya dije el qué : no puedo con ésto, y de hecho me gustaría enterarme de quien concretamente correrá a verlo para plantearme qué hacer con esa gente. Sí, sacaré esa conclusión tan superficial : cómo puedo ser amigo de alguien que corre a ver al tío ése. Y con la banderita. Qué lejos de mis dos banderas : La estelada y la jamaicana ( me vino a la memoria cierto casco ).

Prometo mejorar mañana.

dilluns, 18 d’octubre de 2010

LA PLANCHA Y LA VIDA

No sé como será la filosofía cara pero ésta va a ser de la barata.


Plancho, luego existo. Es una actividad bastante rutinaria pero tiene sus cosas buenas. Puedes hacerla mientras piensas en cualquier otra cosa. Sólo tienes que procurar no apartar la vista. Gracias a las virtudes del algodón egipcio puedo estar un buen rato pensando. Como estoy ayudando a mi hija con sus lecciones de Medi, ahora me toca la célula animal y la célula vegetal. Es fascinante como está montado esto del reino animal ( reino ¿? Por qué no puede ser una república ¿? ) Las células y su núcleo y su membrana y sus corpúsculos de los que se conoce su función y sus corpúsculos de los que no se conoce. Su sistema de aprovechar los nutrientes y su desarrollo. Estamos hechos de un montón de esos pequeños y complicadísimos organismos. Una prima que vive en USA y es física ( y tiene un blog, pero es de cocina ) podría intervenir aquí y aclararnos algo de todo esto. No sé si la vida, la de la humanidad o la de todos los seres que nos acompañan, es la obra del gran proyecto de alguien o la secuencia azarosa de una serie de reacciones químicas que nos han hecho llegar hasta este complicado mundo que tenemos montado en nuestro planeta ( y teniendo en cuenta que somos una chispa en medio del magno incendio galáctico ).

Si los escritores son filósofos baratos cuando dicen, o ponen en boca de sus personajes frases cómo ésta habría que verlo :

Enrique Vila-Matas ( en París no se acaba nunca ) : “El verdadero carácter de las personas se forja los domingos por la tarde”.

No sé. Yo me he estado un rato luchando contra la persistencia de las arrugas y me han venido a la mente varias cosas.

Primero, que quizás comprenda a toda esa gente que, ante la observación de ese entramado de ingeniería piense en términos jerárquicos, en el creador, el origen, el mandamás, el jefe de todo ésto, como renunciando a cualquier mérito propio y cediéndoselo a los demás. Son ovejas que necesitan a su pastor, soldados que necesitan a su general, quizás hijos que necesitan a un padre. Individuos conscientes de lo frágiles y débiles que somos (quien piense le contrario que se ponga en una bajada delante de un camión sin frenos, a ver las montañas que mueve la fe ), que necesitan que alguien más (todo)poderoso les saque las castañas del fuego. Desde luego, es un proceso peligroso : acabas planteándote esto y puedes acabar el 7 de noviembre en cualquier céntrica calle de Barcelona esperando ver pasar a un anciano agitando una estúpida banderita blanca y amarilla. Conmigo que no cuenten.

También comprendo a quien, escéptico ante todo esto, no le da tantas vueltas. Estamos por aquí, pasó algo, un día no estaremos, porque habrá pasado cualquier otra cosa. Mientras, al menos no hagamos cosas que perjudiquen a los demás. Lo de los proyectos de vida y demás zarandajas que se lo digan a los millones de personas de este planeta cuyo proyecto de vida es qué comer al día siguiente. Supongo que en este saco debemos estar esos peligrosos individuos llenos de desapego y falta de valores morales. Pero qué amenazador suena eso.

Desde el edificio donde trabajo puedes ver aviones surcando constantemente el cielo. Puedes quedarte mirándolos fijamente ( 6Q, tú seguro que lo harías ) pensando en la gente que viaja en ellos. Quienes son, si van o vienen y dónde. Pensarás en un adolescente que viaja solo, a cargo de una azafata. Es menor de edad y no está solo por que le haya pasado nada malo. Simplemente es que sus padres han preferido no acompañarle al concierto del que viene, pues es suficientemente responsable. El concierto le ha impactado y posiblemente haya cambiado su vida, pues ha despertado un interés que, con los años, será un talento que sorprenda al mundo.

Él mira abajo y ve un edificio, no sabe si son viviendas u oficinas. Se fija en lo que cree que es alguien tecleando ante una pantalla. Imagina a alguien escribiendo una carta de amor, imagina a alguien sosteniendo una conversación a través de un chat, finalmente está seguro que es uno de esos creadores de relatos cortos, de esos que en una frase dejan que tu imaginación se desboque. Los dos que ha escrito hoy son :

“Se miraron fijamente a los ojos, y él decidió cambiar de tema”

y el otro

“Apenas había llegado a cerrar la puerta cuando ya se arrepentía de hacerlo”

Todos están muy vivos, les da igual cual es la causa final de su existencia.

No he leído a Herbert Marcuse, no he leído a Bertrand Russell, no he leído a Wittgenstein ( con esa cara de su clásica foto reconozco que me apetecería ). He leído a Kant, he leído a Descartes, he leído a Jaspers ( para este último se necesita mucho valor, lo garantizo ). Lo único que sé es que quizás debería respetar más a los filósofos ( tiendo a pensar que son señores muy sesudos que fuman en pipa y se ponen la mano en la barbilla para las fotos, para escribir cosas aburridísimas que acabas no entendiendo ). Lo que está claro es que plancho con demasiada frecuencia.

diumenge, 17 d’octubre de 2010

THREE FLOOR AND ONE FLOOR TAMBIEN

Antes de la eclosión definitiva, a principios de los 90 ( por cierto, cómo le llamaremos de aquí un tiempo a la década del 2000 al 2009 ??), de la música electrónica, la mayoría de la música contemporánea era vocal, y en inglés. Por lo menos la de mayor acceso, en parte gracias a la existencia de la MTV ( hoy en franca decadencia ), en parte por el prolongado período de inercia del cual viven UK y USA como mayores mercados de industria y consumo musical. Qué consiguió el fenómeno de la música electrónica ?. Entre otras cosas dignificar y normalizar la música instrumental, por encima de las estructuras habituales en el pop ( estrofa+estrofa+estribillo+puente+estrofa+estribillo ). A partir de cierto momento esto se hizo tan normal que incluso artistas más o menos convencionales contrataban remezcladores para que metieran mano en su material, a costa muchas veces de despanzurrar de tal manera los temas originales hasta un punto que no los reconocería ni su santa madre. En esa época, y junto a otros que no me vienen tanto a la cabeza, los dos grupos de referencia eran Underworld y Orbital. Dos grupos a los que, 15 años más tarde, podríamos decir que la inspiración se les acabó ( también les ha pasado a los Stones, o va alguien a discutirme que los Rolling Stones hace más de veinte años que dejaron de ser una banda de rock para ser un espectáculo de aerobic ?? ). Pero que en esa época nos dejaron cosas como éstas.

Otra repercusión de ésto fue que la gente dejó de prestar atención a ciertas letras de canciones ( algunas muy sonrojantes si las sometemos a una traducción literal ). No sé si ésto tiene que ver con el hecho de que muy poca gente acceda al gratificante hecho de aprender una lengua oyendo música cantada en ella. Yo así empecé a acceder a mis primeros conocimientos de inglés.

El título de este artículo es la frase que, delante mío, el otro día perpetró ( hacía un monton de blogs que buscaba un pretexto para usar el verbo perpetrar : me encanta !! ) el empleado de seguridad de un centro comercial de primera línea en pleno centro de Barcelona ( dónde la densidad de guiris / m2 sólo es comparable a la de carteristas dispuestos a desplumarlos ). Supongo que le debieron preguntar en qué planta había alguna cosa ( eso no lo oí ) y el tío ( que a lo mejor lo poco que sabe lo ha aprendido ahí, tampoco hay por qué ensañarse ) le contestó : Three floor, and one floor también.

Me gusta ser europeo, o sea, formar parte de este tinglado (va, tiraros encima mío por considerarlo incoherente con mi independentismo catalanista ). Aunque creo que Europa es un invento, un intento ( no es un juego de palabras, pero valdría ) de emular la grandeza USA a base de meternos a todos en un saco común. Pero la cosa aún queda forzada : no superamos la barrera, enorme barrera que es la disparidad lingüística y cultural, por no hablar de la difícil afinidad que puede haber entre un habitante de las Islas Canarias ( por cierto, archipiélago africano encantado con que los españoles lo tengan invadido, que empiecen las hostias ya ), y uno de alguna fría zona del norte de Polonia. Súbitamente, hoy leo en La Vanguardia que algo empieza a servir de magma aglutinador a los europeos : nuestro mosqueo con determinada inmigración ( a la que estamos metiendo peligrosamente en el saco integrista ), que empieza a cruzar fronteras : Sarkozy y los gitanos, los alemanes contra los turcos, Austria, Suecia, Holanda.

Para que veamos : tiendo ( pero consigo evitarl llegar a hacerlo ) a estar a punto de decir que el amor es un idioma universal. Algún cursi ha dicho que ese idioma universal es la música ( puede que suscribiese la idea pero que alguien cambie esa expresión ). El Dr. Zamenhof creó el esperanto, esperando ( otro horroroso juego de palabras, dadme caña ya !!) que se convirtiese en eso ( idea más olvidada que el hula-hoop ). Pero visto lo visto, el único idioma universal es el odio ( pero la ignorancia y la intolerancia amenazan su liderazgo ).

Bona nit.

divendres, 15 d’octubre de 2010

EL DERECHO A PONERSE BLANDENGUE UNA VEZ EN LA VIDA

Veríamos lo que sacaría un psicoanalista de un post como éste.
No soy una persona muy simpática. Considero normalmente la definición de una persona simpática como la de un tío que va por la vida sonriendo con cara de gilipollas, da caramelos a los niños ( pues menuda denuncia le meto si se los da a los míos, vamos !! ), ayuda a los ancianos, entra en las tiendas soltando unos saludos exagerados.
Ahora bién, tampoco soy un sociópata. Este mediodía, el término exacto se me ha escapado de la cabeza, hablaba de "superar fases", en el sentido de que tenemos cierta tendencia a "renovar" las amistades a través de, digamos, etapas que vamos quemando. Amigos de la escuela, del instituto, de la universidad ( los tíos de cierta edad añadiríamos, "de la mili"), de aquella primera empresa, de las otras, de la que estamos ahora. Luego hay vecinos, amistades de veraneo, amistades presentadas por otros, y el círculo se difumina. Amigos por tener hijos amigos de los tuyos, de la escuela, del parque, del equipo de fútbol.... lo piensas detenidamente y sale gente por todas partes.
Y con tanto desfile, yo diría que tengo no más de cinco o seis amigos de veras, y muy pocos de largo recorrido. Otro problema mío, bastante patético, es mi enorme dificultad para trabar amistades del sexo opuesto. Vamos a dejarlo en que la gran mayoría de las veces la acabo cagando. De este último tema no voy a decir nada más.
El caso es que hoy, estoy preocupado por alguien a quien considero un amigo : de esos cinco o seis que menciono. Está agobiado, está superpresionado, y eso le está minando. Quien pueda deducir de quien hablo, me gustaría, de verdad, que no se prestara a "fer safreig". Tengo un, seguramente absurdo, sentido de la lealtad, que hasta ahora no me ha fallado nunca, seguramente por eso que menciono arriba : no soy simpático, luego no arremolino a la gente a mi alrededor ( menos en el office a comer, verdad, Y ??), por lo cual, y que no suene a soberbia, suelo frecuentar a las personas con las que me siento afín. Y ver a un amigo jodido, me está jodiendo.

dijous, 14 d’octubre de 2010

JUGANDO CON VENTAJA o QUÉ TENDRAN QUE VER LOS MUEBLES CON LA ALIMENTACION

Partamos de la base que las personas, aunque la gran mayoría tengamos la convicción de que la democracia es el menos malo de los sistemas de gobierno posibles, no nos comportamos de una manera muy democrática. Siempre tiramos para nuestros semejantes, sean familia, conocidos, amiguetes, compañeros. A ciertas personas se las pasas todas, de otras recelas, por halagos que te dediquen, si no son de tu cuerda, ya harán lo que quieras, que no puedes con ellas.
Efectiviwonder es una expresión sumamente anticuada que he leído muy recientemente. Pues voy y la encuentro graciosa, por venir de quien viene. Vaya tela.
Histriónica es una manera exageradamente recargada y excesiva de hacer algo.
Veamos, ayer me puse la coraza de no saber si iba a estar mucho por aquí estos días, básicamente ya tengo bastante presión, emanando de varias fuentes, como para autoimponerme un ritmo draconiano. Una estratagema ventajista como cualquiera otra. Ahora bién, como ciertos planes cambian sobre la marcha, me doy cuenta que si emprendo una aventura, estilo viejos tiempos, como abordar una serie enterita, estilo tres o cuatro temporadas, con, pongamos 12 o 15 capítulos cada una, eso me puede literalmente retirar de la circulación, con el riesgo añadido de ponerme excesivamente monotemático como me ha pasado ( el sufrimiento al que sometí a mis amigos cuando estaba con The Sopranos, pobrecitos ).

El problema con Stevie Wonder es seguramente que siga vivo. La gente ya hace años que se lo toma a cachondeo con sus trenzas á la Bo Derek y sus movimientos de ladeo de la cabeza y su característica voz. Y los pocos y flojos discos que ha grabado en los últimos 25 años. Si hubiese muerto, por ejemplo, tras grabar Hotter than july, ríete de lo Michael Jackson o Kurt Cobain. Pero no : ahora es un entrañable jubileta invidente ( huy, cuanta corrección política ) que hace de vez en cuando algún concierto de los de mil dólares la entrada, y también esporádicamente, dúos ( musicales ) con espantosos artistas tan en decadencia como él. Pero entre 1972 y 1976, o por ahí, Stevie Wonder ( que debía rondar la treintena por aquella época ) grabó una ristra de discos completamente inigualables para ninguna figura de la música contemporánea ( con la excepción de Bob Marley ) : Talking Book, Music of my mind, Innervisions, Fullfillingness first finale y, como quien no quiere la cosa, Songs in the key of life. Todos para Tamla Motown. Este último disco es simplemente el compendio de música soul más rico e inspirado de todos los tiempos. Sería interminable la lista de artistas que han crecido a la sombre de este disco. Por poner un ejemplo, Jamiroquai lleva más de diez años intentando ( y algún momento se ha acercado algo ) llegar a ese nivel.
Este no ha sido breve e intenso ( cuantos escalofríos llevo hoy a raíz de cierto comentario ), pero ya acabo. No iba a poner el hilo musical, pero

Stevie Wonder siendo él mismo :


Jamiroquai casi lográndolo ( esa voz tostada... )


Moloko que visitaban la misma discoteca


Dónde se les unió Guille Milkyway


Y qué sería este blog si al final no pusiera una canción melancólica y enamoradiza



dimecres, 13 d’octubre de 2010

PASOS ATRAS PARA COGER CARRERILLA

Debido al severo recorte que el blog representa para mi tiempo libre ( ése que empleo en consumir ocio que vuelve a alimentar el blog, como el ciclo de la vida pero sin matar a nadie ), estos días voy a ser especialmente informal en lo de colgar post diariamente. Se han acumulado series, películas, libros y discos que deben ser materia prima para el futuro, pero antes tengo que ( espero ) disfrutarlos.


Os aviso ya que no quiero que nadie se altere pensando que vuelvo a tener crisis existenciales sobre el sentido de todo ésto. Iré poniendo cosas conforme sienta el gusanillo y tenga una inspiración aceptable. Por tanto, como no me estoy yendo no tengo por qué decir nada especial pues tampoco va a haber una vuelta. Voy a perrear un poco y a encontrar motivos y temas para provocar un poquitín. Espero comprensión aunque los 7 u 8 que somos aún no me dan para crear una nueva religión ( tranquilos Sres. del opus dei – las mayúsculas hay que ganárselas – no represento competencia, mi culto es gratuito ). O sea, no os manifestéis por la calle, me da mucha vergüenza.

También debo aclarar un poco mi cabeza.

Mientras tanto, podríais leeros alguno de todos esos ( demasiados ) posts que han quedado huérfanos de comentarios. Eso estaría bien. O podríais regalarme un poquitín de feedback ( eso sería un detallazo ) :

Os ha ofendido alguna opinión, incluso las relacionadas con los gustos de alguno ?( y mira que no he dicho aún lo de fusilar a Sting )

Echáis de menos más visceralidad a la hora de meterse con alguien ?

Os van más los cortos pero intensos o los largos pero elaborados ? Los posts, claro.

Muy importante para mí.

Os he descubierto algo nuevo que no conocierais y que esté entrando a formar parte de vuestra vida ?. Jamás hablé de la modestia como una de mis virtudes !!! De hecho jamás dije tener virtud alguna, eso lo dejo para los santones.

Por qué narices siempre los temas más comentados han sido los sensibles políticamente ( nacionalismo, integrismo, Laporta… ) ?

Bueno, voy a empezar a emplear estas vacaciones.

Podría dejar el hilo musical puesto, pero no.

dimarts, 12 d’octubre de 2010

AGENT PROVOCATEUR

Vuelta a la normalidad.
Por esas bromas de la casualidad, resulta que coinciden en un mismo DVD ( de los que me voy grabando de tanto en tanto ), cuatro películas a las que le veo un hilo argumental común : el individuo frente a su entorno. Éstas son ( y me queda una y media para completarlas todas ) :

There will be blood ( comentada ayer ), y el personaje es Daniel Planeview, industrial petrolero en ciernes
Sunset Boulevard ( ahora voy ) , Norma Desmond, estrella decadente del cine mudo
El hundimiento, Adolf Hitler ( necesita presentación ?), la tengo a medias
Control, Ian Curtis ( malogrado líder de Joy Division ), debo empezarla, pero, inglés subtitulada en francés...

Por cierto, Once va llegando al 60 %...

Y ahora es cuando recibo : No me ha gustado Sunset Boulevard. Más, se me ha hecho interminable. Reconozco sus méritos, su novedoso ( en los 50 ) estilo , el acierto de la voz en off del narrador ( que sigue narrando una vez muerto ), la buena interpretación de William Holden - lo siento, Mademoiselle y 6Q , Gloria Swanson interpretando a Norma Desmond me parece de un histriónico tan impostado que, vista la vida de la propia Gloria Swanson, diría que más que una interpretación estoy contemplando una parodia autobiográfica -, pero, poniendo lo mejor de mi parte, no he llegado a lograr explicarme el porqué del mito que la rodea. Puede ser que, al igual que con la música, me falte feeling con el cine clásico. La verdad es que, inconscientemente, me pongo en guardia frente a lo que veo como anacronismos, no sintonizo, con esa elegancia y ese glamour que veo tan trasnochado y con tan poco que ver con nuestro presente. Ya advertí que los 70 era lo atrás que podría llegar con una cierta sensación de conexión. Seguro que es mi falta de sensibilidad, pero os juro que lo he intentado. Ahora aceptaré los palos que vengan ( porque con la indiferencia últimamente más de uno me está castigando ).

Y si queréis empezar vuestra venganza, ahí va la primera oportunidad :

Creo que Arcade Fire no han hecho un disco extraordinario, pero la canción que le da título si lo es : Desde hace más de un mes no quito ese estribillo de mi cabeza, ni puedo parar una vez inicia ese piano su trote. Posiblemente sea, aunque todos tengan otra favorita, la canción del año.



dilluns, 11 d’octubre de 2010

HABRA SANGRE

Qué hay.
Una intro de autobombo. Post número 100. Es una cifra redonda debido al sistema decimal implantado. De hecho, si no hubiese hecho el cachoperro, ayer 10 del 10 del 2010 hubiese colgado el post que representaba el 10 x 10. El problema es que si el sistema duodecimal estuviese implantado la celebración sería en el 12 x 12, 144avo post. Y que los sistemas implantados para las fechas son si cabe aún más caóticos. Parece mentira que con lo avanzada que es nuestra civilización aún nos rijamos por algo tan ilógico como calendarios de 12 meses con diferentes número de días, el caos de los años bisiestos y todo ese rollo. Y ya no digo esa obsesión de las diferentes culturas de establecer sus años 0 sobre hechos que tienen que ver con las creencias religiosas. En fín, luego no nos quejemos de este mundo. Hasta algo que tendría que ser objetivo como contar los días lo tenemos montado que da pena.
Ayer, al menos, acabé de ver una de las tres películas que había marcado verme la semana pasada. Menudo alcance de objetivos. Pero me da la impresión que acerté con la que elegí : There will be blood ( traducida libremente aquí como Pozos de ambición, traducción creativa que sin ser de las peores, pues al menos alude de alguna manera a la trama, podrían haberse ahorrado : era muy fácil traducir literalmente).
Gran película, sí señor. Portentoso Daniel Day Lewis, prácticamente omnipresente en todas sus escenas, excelente en sus diálogos y en su interpretación física, pero simplemente magnífico en varios silencios prolongados en las escenas. Altamente recomendable. Su director Paul Thomas Anderson, de momento no me ha decepcionado en ninguna de las películas que he visto. Y se da la circunstancia que las he visto todas menos su opera prima Sydney, que voy a intentar procurarme.
Hizo Boogie Nights, con Mark Wahlberg, sobre los primeros pasos de la industria americana del porno en los 70. Formidable score lleno de hits de música disco y funk.
Luego Magnolia, película coral con Tom Cruise y otros muchos actores, un poco á la Robert Altman (fallecido director al que rinde la dedicatoria final en los títulos de crédito de There will be blood). Película triste y extraña, extraordinaria banda sonora de Jon Brion y Aimée Mann, pls chequead esta pequeña compilación colgada en Youtube.

http://www.youtube.com/watch?v=iLXQ5eiJB_0&feature=fvw

Y su cuarta película es otra extraña historia, Punch drunk love ( título cortesía de los gentiles traductores Embriagado de amor, dios dónde ha estudiado esta gente, en la academia de inglés del if, if, between, between ??  ). En Punch drunk love sale Adam Sandler, actor que moviliza las masas en USA, y en esta parte del planeta no se le hace ni puto caso. Otra vez película extraña, otra vez excelente banda sonora de Jon Brion ( creedme, sobre todo 6Q, hay que hacer mucho caso a todo lo que hace Jon Brion ).

Pozos de ambición ( me resigno a llamarla así ) es una película-río sobre un hombre y su obsesión, que es perforar, obtener petróleo, hacer progresar su empresa, y enriquecerse con ello. Este proceso lo aisla y lo enajena. Le hace acumular odio y renunciar por completo a cualquier capacidad de socializarse. Está solo arriba, porque quiere estar arriba, y le da igual cómo esté si está arriba. Su odio sólo se acrecenta cuando comprende que, por arriba que puedas estar, siempre hay alguien por encima. Por poner una pequeña pega ( y teniendo en cuenta que tras ver Shutter Island, que es Scorsese dirigiendo ya no con el freno de mano echado, sino tras sufrir una severa conmoción cerebral, mis exigencias querían ver una película de verdad, cómo ésta, no un cuento alargado ) diría que me descoloca un poco la simplicidad de su final. Por volver a mencionar a Scorsese, su última película, The departed ( Los infiltrados ) también me decepcionó un poco en su remate ( la escena de los ascensores con Matt Damon y Leo DiCaprio ). No se puede tener todo. La música en Pozos de ambición la firma Jonny Greenwood, componente de los Radiohead. Es un score ajustadísimo : seco, austero, como el desierto casi omnipresente en la película. Score poco agradable que pierde sentido sin las imágenes ( no melodías, no arabescos ) pero que con ellas resulta muy adecuado.

Siguiente parada : por recomendación de una súbitamente enmudecida ( y no es la única ) Mademoiselle Burlesque : Sunset boulevard, del gran Billy Wilder.

Anteayer tomé esta foto con la BB



A menos de 2 kilómetros de la Plaça Catalunya, y no hacia el mar sino hacia la montaña : un descampado dentro de una manzana de Barcelona, dónde alguien se ha instalado y ha montado ( el entorno a menos de 50 metros son edificios de vecinos completamente normales ) su casa, y ahí está su ropa tendida. No sé si son indigentes o squatters o gitanos o inmigrantes a los que su aventura aquí les ha tratado particularmente mal. Somos una gran ciudad y una sociedad competitiva y porque Francesc Bon los vea y les haga una foto no significa que estén desde ayer o haya uno más o uno menos que hace dos meses o de aquí a otros tres. No me va esa demagogia. Pero enmedio de todo este terrible lío que hay montado, e insisto en que ni idea de que puede ser este caso particular, la gente empieza a pasarlo jodidamente mal. Y los bancos, fusionándose, pagando bonus, por todo el mundo, y las grandes corporaciones, los grandes especuladores, con sus cuentas cifradas en la UBS ( no confundir con USB) durmiendo bién calentitos.



dissabte, 9 d’octubre de 2010

EL ESTADO DE LAS COSAS

Puede que meta la pata hasta el fondo en este post. Así que debo advertir que donde otros han comprado y devorado sesudos ensayos, mi gusto literario se ha inclinado siempre más hacia la narrativa pura y dura, la creación en vez de la recreación.Tengo conocidos y amigos entusiastas de la política y de la historia, que seguro que leen esos libros, puede que alguno sea un asiduo del canal Discover o algún otro cuyo nombre soy tan ignorante como para desconocer, donde emiten documentales sobres estos temas. Debo admitirlo, a veces me paro en ellos cuando zappeo, pero nunca he ido directamente a verlo. Así que ya advierto que éste no es territorio donde juego en casa, pero...
Hoy he estado en la flamante nueva tienda de Hollister Co., un poco movido por la casualidad, otro poco por el comentario que sobre su apertura oí en un programa de radio poco dado a la frivolidad. Hollister Co, es una marca del grupo Abercrombie, especializada en ropa, por decirlo claro, para pimpollos. Ni adolescentes, ni jóvenes, simplemente es ropa que sólo te va a quedar ideal respondiendo al perfil físico americano de la zona de la costa Oeste ( California para ser más concreto ). La tienda, que cuesta encontrar y tienes que dedicarte a ir viendo el rastro de la gente que lleva sus bolsas, es algo espectacular, sobre todo comparado con la uniformidad mediterránea que tienen los interioristas de otras marcas : luz, claridad, espaciosidad. En Hollister Co. por lo menos, en la que han montado en La Maquinista, casi necesitas una linterna para entrar en la tienda. Casi parece que lo de vender ropa sea lo de menos, si es casi imposible distinguir ni el color, si es que no hay luz, leche. El staff es como cortadito por el mismo patrón del potencial cliente que adquiere su producto. Chicas que de despampanantes parecen inaccesibles. Todo muy USA. A mí me ha impresionado, en cierto sentido, que traigan el tinglado aquí ( incluyendo, of course, la bandera de las barras y estrellas ), y parece que les importe un pepino adaptarse a nuestro modus vivendi. Pero no soy antiamericano, para nada. Y me considero una persona de izquierdas. Hubo, creo que hay, un cierto porcentaje de gente que detesta lo americano. Seguramente usen un sistema operativo y un software americano, vean CSI, beban Coca Cola y conserven Levi's 501 de dos décadas hacia aquí, pero lo yanki les repele - y las palabras imperialismo, policías del mundo, etc, acaban surgiendo como integrantes de sus argumentos. Aquí es donde mi poco rigor histórico puede traicionarme. Yo siempre me pregunto : y qué habría sido de Europa sin el desembarco de Normandía, acción militar en la que fue clave la intervención de USA ?? Porque sí, es posible que los americanos tomasen esta iniciativa para preservar su hegemonía, puede que ya era 1944 y no les importaba tanto lo que había pasado aquí entre 1936 y 1939, y su nefasto resultado, pero, pregunto, a las generaciones de europeos nacidos desde los años 40 hasta aquí ( que digamos que estamos siendo las que actualmente detentan, o han detentado el poder ), qué tal nos hubiese ido, con una Alemania nazi dominando todo el continente, y aplicando sus simpáticas políticas. Por lo que se refiere a mí, con sus incoherencias y sus chaladuras, no he echado en falta lo que representó el final de la utopía comunista, pero sí echaría en falta muchas de las cosas que, llámale cultura, llámale colonialización, llámale industria, call it what you want, USA nos ha traído.

Alaska es un curioso estado de USA. Curioso, porque donde está, parecería más lógico que fuera del Canadá, pero, bueno, más chocante es lo de las islas Hawaii.
Alaska es el nombre que eligió, creo que con un buen criterio porque con su nombre original no sé donde hubiese podido ir, la mexicana Olvido Gara ( de repente me pregunto que clase de padres pueden llamar Olvido a alguien... puede que a la señora se le olvidase tomar la píldora y por eso tuvimos a la pequeña ?? ).
A principios de los 80 me gustaban mucho Alaska y los Pegamoides. Primero, me gustaba el movimiento punk, despues, por aquí no había gran cosa. Llegué a ponerme un impagable póster en la habitación y compré algunos de sus discos, sobre todo singles. Cuando desmontaron el grupo y pasaron a ser Alaska y Dinarama, me gustaron muchísimo más, sobre todo porque encontraron tanto arreglistas como productores capaces de sacarles partido. Carlos Berlanga me parecía una persona muy cool. Cuando montaron Fangoria ya empecé a dejarles de encontrar la gracia, pues básicamente ví que empezaban a tomarse a sí mismos demasiado en serio, y, crucial, la inspiración fallaba y la ausencia de Carlos Berlanga pesaba como una losa. Paulatinamente empezó a parecerme muy relevante, en el peor de sus sentidos, su admiración por Raphael, sus devaneos con el mundo rosa, su intervención como jurado o tertuliano modernillo, en programas directamente horrorosos, su freak matrimonio con esa loca amanerada que es Mario Vaquerizo ( un esperpento de mucho cuidado ), su tinte imposible, que se cambia por otro más imposible aún, su palidez enfermiza, sus tatuajes del peor gusto, su tendencia innata a ponerse fondona...y de repente, aunque he de decir que es un proceso que ha llevado sus 20 años largos, ha pasado de casi icono a completo anti-icono. Y yo, a pensar que toda esa creatividad de los primeros 80, era porque tanto ella como sus compañeros eran privilegiados ( ella era hija de diplomático ) niñitos de papá que pudieron permitirse los viajes a Londres a ver lo último, a coger ideas para fusilarlas directamente aquí, en fin, un rollo de niñatos burgueses que me resulta de lo más repelente, pues, en esos 30 años, memorables, cinco o seis canciones. No es suficiente para tanto bombo. Y tus críticas a Catalunya contrapuesta a la teórica efervescencia cultural de la Capital del Reino, tampoco es que te ayuden.

divendres, 8 d’octubre de 2010

CATALA, A L'ATAC

Lo del título, aparte de una declaración de principios, es una figura llamada palíndromo. Por decirlo sencillamente, un palíndromo es una frase, o  varias seguidas, capicúas. Se leen en un sentido o en otro y lees lo mismo. Algún colgado ha escrito una novelita entera en palíndromo, lo cual debe ser insufrible cuando ya disponiendo de muchas palabras te cuesta encontrar qué poner nada más falta que te compliques tanto la vida. Pero puedo poner unos cuantos palíndromos sencillitos y parece que tengan hasta su gracia ( puede ser que sean una cosa amena ) :

Ámeme, mema
Sobornos son robos
La ruta natural
Roma nada, Adán, amor
Ata la lata

Lata es lo que se vuelve esto de los palíndromos despues de un ratito, no ?. Son como la sal, si te pasas, eso no hay quien se lo coma. Me gustan más los anagramas ( aparte de que Anagrama, mi editorial favorita, uso un casi anagrama / falso palíndromo para bautizar su colección en catalán, La Magrana ), que consisten en reordenar las letras de una palabra o varias hasta obtener otras. No es tan coñazo y es más imaginativo. Es como un scrabble, pero si tienes bastantes letras puedes hacer guiños. Salen cosas raritas, por eso.

Este es un anagrama del nombre de cada persona con la que he comido hoy :

Rezarán : Húndela, retabas    (curioso que salga un palíndromo también : Retabas, Sabater. )
Ya reirá : flota, gandul
Va, que querrán el Matizzz ( problema con tres z, R , pero saqué el modelo de tu coche, no ??)

Sí, estoy bastante mal. Bueeno, cuatro días de fiesta curan alguna que otra cosa.

John Barry : Quizás musicar las películas de 007 haya acabado encasillando demasiado a John Barry ante el público de a pie. Luego alguna banda sonora excesivamente edulcorada ( Out of Africa ), ya en lo avanzado de su carrera, para mí, fallos muy perdonables para alguien que compuso, aparte de The Persuaders theme, que colgué ayer, y que contiene en sus escasos dos minutos más talento que la carrera enterita de, pongamos, Phil Collins ( no aguanto a ese tío ), auténticas perlas como las dos que os regalo a continuación, evocadoras, elegantes, suntuosas. Como suben esas cuerdas en la primera, qué título ( La chica con el sol en su cabello ). Y a qué misterioso rincón de una ciudad europea en plena guerra fría nos lleva la segunda.

http://www.youtube.com/watch?v=J3LopRkEPOI

http://www.youtube.com/watch?v=HTCq3CUdJ4E

6Q empieza a tener maneras de auténtico poeta, y empiezo a pensar que sus comentarios toman forma de spin-off de este tinglado. Le pedí permiso para mostrarle ante quien no le conoce por aquí ( de manera críptica eso sí ) pero no he obtenido respuesta. Sí es curiosa nuestra progresiva coincidencia de gustos, ahora bién, puede resultar obvio que, por ejemplo, Antonio Carlos Jobim es tan objetiva y jodidamente bueno que, si no eres un auténtico trós de carn amb ulls, debe gustarte. Lo mismo de Barry ( mañana me arrepentiré de haber despachado a John Barry en unas poquitas líneas, pero volverá : ya he decidido que este blog se pare a la entrada número 2666), lo mismo de Lalo Schiffrin.

En 1989 un auténtico idiota al que conocía ( desgraciadamente no el único ) que alardeaba de saber mucho de música me avisó que se subía a Andorra ( entonces aún se subía a Andorra a por discos que aquí no llegaban ) y que si quería algo. Como era un enteradillo decidí pedirle los dos discos más estrambóticos que se me ocurrieron ( y que creo que aún no estaban editados cuando se lo pedí). La cara que puso de no enterarse de nada no se borrará de mi memoria. Los discos eran Electribal Memories de Electribe 101, y el maxi Getting away with it del supergrupo Electronic.  Electronic fue una banda de corta duración formada por miembros de los Pet Shop Boys, los New Order y los Smiths. No fue la suma de sus partes pero dejó algunas excelentes canciones como ésta.

http://www.youtube.com/watch?v=DSfjtdnUsls

dijous, 7 d’octubre de 2010

ERASE AND REWIND

Lo de ayer no tiene nombre. Tanto alardear y sacar pecho y mencionar referencias y me descuelgo con un horroroso post trufado de frases manidas y entusiasmo impostado, digno de un profesor de instituto. Pero veamos, no un profesor de esos que embelesa a los alumnos y les hace descubrir matices en que no habían reparado.
El profesor de instituto es un tío que se pegó sus cinco años estudiando biología, empujado por la ilusión, la ciega e ingenua ilusión de aportar algo a la ciencia. Algo aparentemente modesto pero a la larga espectacular : una especie de insecto, un proceso determinado en la metamorfosis de algún organismo importante para garantizar el círculo de la vida en una ignota zona de la selva amazónica. Pero algo falló, y ahora se planta cada día delante de 20 niñatos cuyo interés por él se centra en esperar que se gire a la pizarra para mofarse de su trasnochada pinta de eterno estudiante, de rata de laboratorio. No ponen el más mínimo interés en lo que les explica, sólo le escuchan para apuntarse que no le hagan caso a las células vegetales que eso no entrará en el examen. Y zas, les mete los cloroplastos y el proceso de la función clorofílica y los tumba a todos. 20 críos que van a tener que explicarle a sus padres que se presentan con un cero ese trimestre "porque el hijoputa nos mintió con las materias que entraban". Y el tío sonreirá en su casa, acariciando una iguana que se ha comprado para que le haga compañía, y dirá, os he jodido. Pero mañana volverá a estar delante de ellos.
Lejos de borrarlo, el bochornoso post de ayer, empezado con entusiasmo pero rematado con el freno de mano puesto, ahí se quedará, un poco como esas fotos que los gordos se cuelgan a la nevera para verlas cuando se acercan a picar algo.
Y esa lista con los compositores geniales, Dios mío, si parecen los reyes godos.

Por qué nos gusta la música de las películas ? Yo veo imágenes con ciertas músicas. Con el cine ese esfuerzo ( que puede ser estimulante pero que seguro que algún día nos da mucha pereza ) no hay que hacerlo tanto. Ya lo han hecho otros por tí. La secuencia del anime de Tarantino, hiperviolenta pero, en el fondo, melancólica y un claro ejemplo de violencia que engendra violenca, nos parece genial por esa música de Luis Bacalov, música que Tarantino se toma prestada de una película del oeste, igual que hace con unas cuantas de las que pone en Inglourious Basterds. Éste no va a por los hits seguros para que la gente vaya al cine a dar palmadas. Te zampa músicas que no sabes de dónde ha sacado ( yo diría, de tragarse 5 películas diarias sentado en el mostrador del videoclub que atendía ), las ajusta. En la secuencia del Oso Judío el momento en que entra la música ( cuando enfoca el túnel del que sale Eli Roth ) todo está planificado para que te quedes fascinado mirándola, una y otra vez.
Tarantino usa piezas de otros score ,los saca de contexto y los hace suyas. No importa si luego te enteras que son anacrónicos, si son las clásicas bandas sonoras geniales de malas películas.

Iremos poco a poco : Angelo Badalamenti.
Accedió a la fama por Twin Peaks Theme, delicada apertura acompañada de pájaros, idílicas imágenes de montañas, la serrería. Cuando empìezas tan alto, puedes marearte. Se volvió, aunque ya lo era, un asiduo a las bandas sonoras de las películas de David Lynch, y algunas otras. Versátil, ha hecho bandas sonoras más jazzys, más experimentales, más clásicas, más festivas. Ahora puede que empecemos a tener la perspectiva para valorar su inmensa aportación. Pasó algo : la gente dejó de entender las películas de Lynch ( cosa que a él, por supuesto, le da igual ). Pero daba igual, estaba el score de Badalamenti.


De regalo, y también pertenece ( a una extraña película protagonizada por Sean Penn ) a una banda sonora, una de las últimas cosas decentes que grabó David Bowie.

Segueix a @francescbon